La verdadera razón por la que el Samsung Galaxy S9 no tiene...

La verdadera razón por la que el Samsung Galaxy S9 no tiene notch

Compartir

El pasado día 25 de febrero Samsung presentó su línea Galaxy S9 durante una conferencia del evento MWC de 2018 en Barcelona. La compañía surcoreana ha retocado ligeramente el diseño con respecto al Galaxy S8, pero las grandes novedades llegan en su interior, con su hardware.

Algunas de las actualizaciones de hardware más considerables del Galaxy S9 y del Galaxy S9+ están presentes en su cámara y en su pantalla OLED. Con la implementación de estas mejoras, estos dos nuevos terminales se han convertido en los dueños absolutos del mercado, por encima del iPhone X de Apple.

Recientemente descubríamos un nuevo concepto de diseño en el que se mostraba un Samsung Galaxy S9 con notch. Pero Samsung no ha integrado el “notch” (marco frontal superior) de los sensores 3D y los módulos de cámara del iPhone X en sus dispositivos. Aquí hablaremos sobre por qué Samsung ha evitado incrustar un marco al estilo del “notch” del iPhone X de Apple.

Te puede interesar | Samsung no quiere ningún “notch” en su futuro iPhone X

¿Cómo funciona Face ID?

Antes de comenzar, es imperativo recordar cómo funciona la tecnología de reconocimiento facial de Apple. La implementación del marco frontal superior fue ideada para acoger toda clase de elementos de hardware como módulos de cámara, sensores de iluminación, proyector de puntos, cámara de infrarrojos y sensores de imágenes.

¿Por qué Samsung no ha implementado esta tecnología?

Samsung incluyó varias mejoras en su tecnología de reconocimiento facial y de iris en sus smartphones. Ahora se llama “Intelligent Scan” en el Galaxy S9 y supuestamente es mucho más rápida de lo que era antes.

Pero la manufacturación de componentes para las cámaras 3D tiene muchas complicaciones. No hay suficientes suministros como para cumplir con la alta demanda. Además, Apple ha limitado considerablemente el stock de estos componentes.

Te puede interesar | Adiós al notch del iPhone X: Apple querría una pantalla infinita

De hecho, tras enfrentarse a diversos problemas en la manufacturación del iPhone X, Apple se asegurarse un buen suministro de componentes para el reconocimiento facial presente en el notch de su smartphone. Uno de sus planes, y aquí viene lo interesante, fue llegar a un acuerdo exclusivo con Lumentum. Este acuerdo forzaría a los fabricantes Android a encontrar otras soluciones para la implementación de sensores 3D.

Para Apple, ser la primera compañía de tecnología en ofrecer un sistema fiable de reconocimiento facial 3D es muy importante. Pero para Samsung ya no lo es, piensan que “ser el primero ya no es tan importante hoy en día” y se han decidido a centrarse en presentar productos que sus consumidores necesiten.

Vía | BGR