Si tienes un iPhone, tendrás un problema con el 5G

    cobertura

    Quizá el título de este artículo no sea la mejor forma de empezar este artículo, pero lo cierto es que, si bien ya hemos hablado de algunas de las ventajas que traerá el 5G a nuestras vidas, no hemos hablado de lo que tendremos que dar a cambio. Como en todas las mejoras, siempre hay un aspecto que se ve perjudicado, y el caso del 5G tampoco es una excepción, al menos, si fuese tratado como una simple actualización del LTE.

    Esta nueva generación de la tecnología de telecomunicaciones móviles tiene una importante novedad con respecto a sus predecesores, su latencia mínima, que la hace perfecta para sistemas como coches autónomos, o automatización de industrias. Pero esta baja latencia, que se une a una velocidad absurdamente alta, es posible gracias a frecuencias cada vez más altas, que implican un alcance más reducido que el que tenemos.

    Para cuando esta tecnología esté disponible, lo que esto podría implicar es que los problemas de cobertura se multipliquen, especialmente en lugares que no sean prioritarios para las grandes operadoras. Pero claro, este problema lo tendrán tanto los usuarios de los próximos iPhone, como los de cualquier otro dispositivo. Lo que de verdad nos preocupa es que este problema desencadene otros, como un alto consumo de energía, ya que si hay menos cobertura, el móvil tendrá que cambiar de red continuamente.

    Te puede interesar | Los iPhone de 2018 no tendrán 5G pero mejorarán su conectividad

    Y si algunos usuarios todavía tienen problemas a la hora de llegar al día completo con su iPhone, es fácil imaginar el efecto que tendrá este salto para ellos. Desde luego, no me gustaría estar en su piel en el momento en que tengan que empezar a lidiar con esto. Sin embargo, parece un precio bastante bajo a pagar por un mundo en el que el retardo en las comunicaciones será casi inexistente, ¿verdad?

    Y vosotros, ¿consideráis que esto será un problema real?

    Vía | Mac Observer