Esta es la misteriosa caja necesaria para hackear un iPhone X

Esta es la misteriosa caja necesaria para hackear un iPhone X

Misterio revelado.

Compartir

Son tristemente famosos los casos en los que se ha tenido que desbloquear un iPhone a través de una empresa externa para poder acceder a él y poder recabar datos que ayudase en algunas investigaciones. Fue muy conocido el caso del francotirador de San Bernardino y su iPhone 5c, esto provocó disputas en tres el FBI y Apple, que se negó en redondo a elaborar un software que ayudase a desbloquear el dispositivo.

Y en España, la Guardia Civil tuvo que recurrir a una empresa israelí que cobró 2000 euros por desbloquear el iPhone de la joven Diana Quer, cuyo crimen fue resuelto a final del año 2017. Su iPhone 6, encontrado en una ría por un mariscador, no pudo aportar muchos datos relevantes que ayudase en las investigaciones.

¿Cómo se consigue desbloquear un iPhone? iOS es un sistema muy seguro. Esto se consigue gracias a GrayKey, (Caja Gris), de la empresa GrayShift. Como se puede apreciar en las fotografías es una caja de forma cuadrada con dos conexiones Lightning.

Te puede interesar | La firma de seguridad Cellebrite explica cómo pueden hackear cualquier iPhone

Lo primero que hay que hacer, ya que puede trabajar con dos iPhone a la vez, es conectarlos a los cables y esperar unos dos minutos a que se instale el software propietario de la caja. Una vez que se ha instalado, comenzará el proceso de desbloqueo, que puede durar pocas horas si el código es de cuatro dígitos, o incluso días si hablamos de un código más elaborado.

Una vez el código ha sido liberado por la caja, se procede a la descarga del contenido del dispositivo. Lo más interesante del tema, y así se puede ver en estas fotografías, es que está preparado para acceder incluso a iOS 11.2.5, la versión 11.2.6 parece de momento no ser accesible por la caja.

Este aparato, lógicamente se ha diseñado para que lo usen los cuerpos de seguridad, existiendo dos versiones de la caja. La primera cuesta 15.000 dólares y requiere, además de conexión a internet, que se posición en un lugar y no sea traslado de ahí, ya que no funcionaría. Otra versión de la caja más sofisticada costaría 30.000 dólares y no le haría falta ni conexión a Internet ni estar fija en ninguna ubicación, por lo que podría ser transportada de un lugar a otro.

La venta de esta caja parece ser que de momento está restringida a los Estados Unidos y siempre a los cuerpos de seguridad, aunque hay rumores de que se está ofreciendo en el extranjero. No queremos ni pensar lo que podría pasar si la caja como esta cayese en manos de alguna organización criminal.

Vía | macrumors