Cómo el iPhone ayudó al éxito de una fotógrafa

    Todo el potencial de la cámara de un iPhone.

    Si te decimos el nombre de Luisa Dörr probablemente no sepas de quien se trata. Si hablamos de una persona que ha conseguido hacer portadas para la revista Times utilizando un iPhone como cámara fotográfica ya la cosa cambia.

    Luisa estudió fotografía en la universidad, en su país natal, Brasil, y rápidamente hizo lo que suelen hacer muchos fotógrafos, dedicarse a fotografiar el celebraciones, ya fuese una boda o lo que surgiera. Sin embargo en el año 2012 se compró un iPhone y empezó a aplicar las técnicas que había aprendido en la universidad a su dispositivo móvil.

    Te puede interesar | Fotografía en iPhone para dummies (I): los megapíxeles

    Y es que este hecho fue un punto de inflexión interesante en su carrera, ya que delante del objetivo de su iPhone han pasado personalidades como Aretha Franklin, las hermanas Williams o Hillary Clinton. Y además de ello ocupar portadas para la prestigiosa revista Times.

    Contenta con esto, en el blog de la compañía Adobe se han elegido los trabajos de la brasileña para poner el lado gráfico al Día Internacional de la Mujer que acabamos de concluir.

    El espacio en Instagram de esta fotógrafa tiene miles de seguidores y sus fotografías tienen una calidad excepcional, máxime cuando han sido disparada desde un simple iPhone como el que tienes a tu lado. Recientemente ha estado en España donde ha reflejado muchas de nuestras escenas y personas.

    Te puede interesar | Instagram copia el modo Retrato del iPhone X en su nueva actualización

    En septiembre de 2017 fue cuando realizó su serie de retratos más conocidos, y que son los que han aparecido en la publicación norteamericana. Y es que ella llegó a Estados Unidos con su iPhone y una maleta, nada más. No llevaba ningún tipo de equipamiento fotográfico. La misma Luisa narra que todo el aparataje que lleva un fotógrafo profesional suele dificultar mucho la realización de retratos, pero al estar ella trabajando con algo tan cercano y cotidiano como un iPhone, hace que el ambiente de trabajo sea más cómodo, no exista demasiado caos y las personas que están siendo fotografiadas se relajen y colaboren mejor.

    Viendo los trabajos de la brasileña se deduce que el talento unido a la calidad de la cámara de un iPhone consigue que la fotografía vaya a otro nivel, como se ha demostrado recientemente, en unas fotografías compartidas por Tim Cook.

    Vía | cultofmac