Apple desarrolla en secreto sus propias pantallas para iPhone y Apple Watch

Apple desarrolla en secreto sus propias pantallas para iPhone y Apple Watch

Compartir

Desde Bloomberg ha llegado un rumor en las últimas horas que está sacudiendo toda la industria del smartphone: Apple estaría desarrollando y produciendo sus propias pantallas, un reto que jamás habían acometido en la manzana mordida.

A día de hoy, la pantalla del Apple Watch es fabricada por LG display y como bien sabes, el iPhone X integra un panel hecho por Samsung que curiosamente tiene más calidad que la que integran sus propios dispositivos. No es cosa de los coreanos, sino de la precisión de Apple calibrando sus colores.

Si hasta ahora ya había sorprendido con sus procesadores, ahora Apple se zambulliría de pleno en el desarrollo de paneles empleando tecnología MicroLED, la próxima generación de OLED que en teoría integrarán los smartphones de los próximos años, así como otros dispositivos.

Las pantallas MicroLED son el futuro de los smartphones, al ir un paso más allá en cuanto a calidad de imagen, eficiencia energética y optimización espacial. Todo son ventajas, sobretodo para Apple, que dejaría de alimentar a su “archienemigo” Samsung, porque cada vez que Apple vende un iPhone X, ganan los dos.

No obstante se trata de una misión un tanto complicada que puede tornarse en imposible de suceder como el año pasado con la integración del lector de huellas en la pantalla. Incluso se asegura que Apple ya había intentado desembarcar en el sector de los paneles, pero no lograron los resultados esperados. Esta vez ya han realizado una importante inyección económica en este área y estarían en fase de pruebas.

iPhone 8 OLED pantalla

Te puede interesarAdiós a Samsung: LG comenzará a fabricar las pantallas del iPhone este año

Qué es el MicroLED y por qué es tan importante

Pero antes de nada, es importante tener claro en líneas generales qué es el MicroLED para entender por qué Apple ha tomado esta arriesgada decisión.

Las pantallas MicroLED emplean componentes diferentes para emitir luz respecto a las actuales OLED, lo que posibilitará que los teléfonos del futuro sean todavía más finos, las pantallas más brillantes y además que consuman menos energía.

Pero crear paneles MicroLED es una tarea extraordinariamente compleja: dependiendo del tamaño de la pantalla, pueden contener millones de píxeles individuales, los cuales a su vez tienen LEDs de color rojo, verde y azul.

Cada uno de ellos ha de ser creado y calibrado de forma individual. Aunque inicialmente dejó la creación a Osram o Epistar, ahora ha empezado a “cultivarlos” por sí mismos en sus propios invernaderos en Santa Clara.

Bajo las pantallas MicroLED es necesario insertar transistores de película fina y conductores, que ya se están fabricando también en pequeña escala y pequeñas dimensiones en California.

Te puede interesarEl iPhone X ya no es el rey de las pantallas: di hola al Samsung Galaxy S9

Qué significa que Apple fabrique sus propias pantallas

Que Apple fabrique sus propios componentes es una gran noticia a todos los niveles: primero para la propia Apple, que deja de depender de terceros. Pero también para sus usuarios, que ya han comprobado cómo se las gasta la manzana mordida a la hora de fabricar. No hay más que ver cómo arrasan los chips de Apple frente a los de Qualcomm.

Incluso los proveedores se verán beneficiados por esta decisión de Apple, como ya vimos con el cobalto, Apple vela por unas condiciones de fabricación que no solo superen los niveles de excelencia tecnológica, sino también aseguran la trazabilidad y una fabricación ética, minimizando el contrabando y las situaciones de explotación laboral que no se pueden asegurar de forma tan eficiente cuando dependes de terceros.

MicroLED, el próximo gran logro de la industria

Controlar la tecnología MicroLED aseguraría a Apple una posición privilegiada en el sector durante los próximos años, porque como explica Ray Soneira de DisplayMate Technologies:

Es una oportunidad de oro, cualquiera puede comprar una pantalla LCD u OLED. Pero Apple puede ser la reina del MicroLED

Y es que sí creías que lo habías visto todo en cuanto a calidad de la pantalla, no podías estar más equivocado. El MicroLED posibilitará que Apple siga en lo más alto del mercado ofreciendo la mejor pantalla con la mejor tecnología.

Pero no será fácil. La producción en masa requerirá maquinaria, instalaciones y un periodo de aprendizaje en el que otro fabricante podría adelantarles y lograr algo mejor.

Esta operación, llevada a cabo en estricto secreto, estaría codificada en clave como T159 y tras ella estaría Lynn Youngs, un veterano de la firma que ayudó a implementar las pantallas táctiles del iPhone original y del iPad.

A veces nos preguntamos por qué y para qué compra Apple ciertas startups, pues bien, hoy podemos verlo claro: la tecnología adquirida gracias a la compra de LuxVue en 2014 posibilita la integración de píxeles individuales en las pantallas MicroLED. Con esta compra, Apple tenía una idea clara en mente que inició en un laboratorio de investigación en Taiwán y comenzó a testarlas en el iPhone 7.

A finales de 2017, los ingenieros lograron implantar el MicroLED con éxito en los Apple Watch de futuro, pero esto es solo el principio: el verdadero golpe de efecto lo lograrán con los iPhone.

A día de hoy, la planta de California en la que se están realizando estas pruebas no cuenta con una infraestructura necesaria para la fabricación a gran escala, pero Apple lo tiene claro: quiere ser la empresa que lo desarrolle y la primera en implantarlo en sus dispositivos.

En esta fábrica de 6.000 metros cuadrados se encuentra a un cuarto de ahora del Apple Park, en Santa Clara y cuenta con más de 300 ingenieros trabajando en esta misión con total discreción.

Si estás esperando ver el MicroLED en los iPhone de 2018, puedes esperar sentado: no tendrá lugar. Esta ambiciosa operación llegara a los usuarios dentro de 3 a 5 años.