Cupertino, tenemos un problema: subir los precios del iPhone no es buena...

Cupertino, tenemos un problema: subir los precios del iPhone no es buena idea

Compartir

Un nuevo estudio realizado por la firma especializada en investigaciones de mercado Nomura Instinet resalta algo bastante curioso: que Apple siga subiendo los precios de sus iPhone solo puede traer problemas a la larga para la marca de la manzana mordida, como leemos en CNBC

¿Qué problemas? Pues uno muy obvio: que cuanto más caro es un iPhone, menor demanda hay, algo que ya se puede notar en 2018. Y es que los pedidos de la cadena de suministros no mienten y el iPhone X ha dejado de fabricarse ya porque ya hay stock suficiente para el abastecimiento.

De acuerdo con el analista de la firma, Jeffrey Kvaal:

No creemos que sea una coincidencia que el iPhone más caro del mercado sea el que esté flaqueando. Estos datos refuerzan la teoría de que los smartphones podrían haber alcanzado su límite superior en el mercado.

Te puede interesariPhone SE 2: posibles especificaciones, precio, fecha de lanzamiento

Teléfonos más caros se traducen en menos ventas

Pero claro, sería absurdo que señalásemos solo a Apple en este sentido cuando el Samsung Galaxy Note8 o el Google Pixel 2XL forman parte del club de los smartphones de más de mil euros.

Pues parece ser que sí, de acuerdo con el autor el mercado cada vez es menos elástico, o lo que es lo mismo, que los usuarios no están dispuestos a adaptarse a estas variaciones de precio. Ni siquiera con promociones, financiaciones, etc., se está vendiendo más.

Las consecuencias con los nuevos tope de gama no se han hecho esperar y las pre reservas para el Samsung Galaxy S9 ya han descendido un 30% respecto al año anterior.

Estos rumores e informes afectan a la confianza de los inversores de Apple, pero también a las previsiones estratégicas de Apple. Ayer conocíamos que Apple podría haber adquirido hasta 270 millones de displays para los iPhone de 2018, pero quizás debería tener cuidado porque las previsiones de ventas no dejan de bajar, situándose según Nomura Instinet en 221 millones, muy próximos a los 224 que predijo Wall Street.

No obstante, estas subidas de precio no afectan en todos los lugares por igual: mientras que en Occidente vemos colas en las Apple Stores y cierto hype, es en mercados emergentes como China o India donde sí que se nota el descenso de venta.

Precisamente por ese motivo Apple se esfuerza en lanzar otras gamas y este 2018 no será una excepción, veremos un iPhone low cost e incluso en una semana podría presentarse un iPhone SE 2, del cual ayer se filtró la que podría ser su primera foto.

Sea como sea a Apple de momento parece satisfacerle el plan, logrando obtener más dinero que nunca a pesar de vender menos terminales: el iPhone X es una máquina de hacer dinero.