Ni Razer, Xiaomi o Nubia: Por qué el iPhone es el...

Ni Razer, Xiaomi o Nubia: Por qué el iPhone es el auténtico smartphone para gamers

Compartir

Los videojuegos están viviendo una nueva primavera gracias a su exitosa adaptación a una plataforma como el teléfono móvil, que posibilita que los usuarios puedan todos los días y prácticamente a todas horas. Títulos como Pokémon GO, Super Mario Run el año pasado o este año las fulgurantes lanzamientos de PUBG Mobile o de Fortnite Battle Royale no hacen más que confirmarlo. Y aún queda Dragon Ball.

Sí, corren buenos tiempos para los videojuegos en los smartphones, tanto es así que incluso algunas marcas ya se han apresurado en diseñar y comercializar un smartphone para gamers, como son los casos de Razer o Xiaomi. Llegan tarde: el iPhone ya es el rey absoluto de la partida.

Y es que desde hace años se tiene la percepción general – a título personal he de decir que bastante acertada – de que los productos Apple no son los mejores para jugar, pero se trata de una impresión que viene de macOS. iOS es otra historia.

Te puede interesar | 8 trucos básicos para Fortnite Battle Royale en iPhone

Por qué iOS es mejor para los juegos que Android

Cada vez nos gusta más jugar en el móvil, una reflexión que también ha hecho una de las personas que más sabe de juegos en iPhone, Greg Joswiak de Apple, durante la conferencia de desarrolladores de juegos de 2018, como leemos en TechCrunch. Y además iOS está preparada para ello.

iOS puede soportar la generación actual de juegos de videoconsolas. Cada año somos capaces de innovar y actualizarnos con tecnología que proporcionamos a los desarrolladores para que dispongan de las herramientas necesarias. La jugabilidad de estos juegos ha sorprendido a la gente.

iOS marca la diferencia en sí mismo como entorno de juego, pero también la plataforma de Realidad Aumentada ARKit lo ha hecho posible. Por ello no es de extrañar que para los desarrolladores de juegos iOS y iPhone sea su primera opción incluso por encima de la flexibilidad y libertad de Android.

Pero no es la única razón, Joswiak argumenta otro motivo de peso:

La base de usuarios es muy homogénea

¿Qué significa esto? Que el 90% de los iPhone y iPad ejecutan la última versión de iOS, lo que posibilita que los avances puedan materializarse en su parque de dispositivos y además, se asegura que llega a la inmensa mayoría de los usuarios.

¿Qué sentido tendría invertir en el desarrollo de un videojuego que emplease funciones de Android Oreo cuando la mayoría de los móviles Android no cuentan con él? Tim Cook sacó los colores a la industria Android en el pasado WWDC 2017 con una cifra apabullante: el 86% de los dispositivos iOS tenían iOS 10 instalado, para los de Android solo el 7% contaba con Android 7.0.

La consecuencia de esto es que los desarrolladores pueden implementar las nuevas funciones y explotar al máximo las posibilidades de los nuevos dispositivos en iOS que en Android y su maldita fragmentación.

Los números no fallan: los juegos de la App Store cada vez crecen más y se vuelven más populares. No es casual que en iOS 11 la plataforma de descargas de Apple se actualizara: querían facilitar todavía más esta tarea aumentando el tráfico.

Por supuesto, a más tráfico y más descargas, mayores ventas y más beneficios para Apple, que se bate récords cada periodo. Incluso Apple ofrece facilidades a los desarrolladores como el escaparate “Hoy” o la posibilidad de reservar las apps antes de que salgan.

Estamos al comienzo de una apasionante era dorada para los videojuegos en los smartphones y como sucede con el reconocimiento facial, Android vuelve a quedarse años atrás.