5 consejos para que los altavoces de tu iPhone suenen más alto

5 consejos para que los altavoces de tu iPhone suenen más alto

¡Fácil, rápido y sin gastar ni un euro!

Compartir

Aunque el iPhone X y el iPhone 8 cuentan con altavoces estéreo, a veces simplemente son insuficiente para disfrutar de tu canción favorita o de un vídeo. Así que aunque puedes comprar altavoces Bluetooth para tal fin, también puedes exprimir al máximo los de tu dispositivo solo con seguir estos consejos.

A continuación te mostramos 5 formas sencillas y gratis para añadir un poco de volumen al audio de tu iPhone en el que emplearemos desde la configuración del teléfono hasta tu destreza como manitas. Ojo, no hacen milagros, pero pueden marcar la diferencia en algunos casos.

Te puede interesarLas primeras reviews lo confirman: el HomePod es el altavoz definitivo

Pon el iPhone boca abajo

Como ya habrás descubierto, los altavoces de tu iPhone se encuentran en la zona inferior, así que si quieres oír un poquito más, basta con poner tu teléfono boca abajo para acercarlos a tus oídos. Apóyalo en vertical cerca de ti y podrás escuchar mejor. Fácil pero efectivo.

Situa tus manos envolviendo los altavoces

Este truco es bueno si estás viendo un vídeo en YouTube y quieres oír mejor. Solo tienes que ponerlo en horizontal y envolver con tu mano el altavoz, haciendo un cuenco que envuelva el sonido para que las ondas reboten más.

Cambia el ecualizador

Hasta ahora hemos ganado un poco de sonido aprovechando el hardware, pero con el software también podemos dar un pequeño subidón al audio. Ve a Ajustes > Música > EQ y allí seleccionar Sonora. Puedes probar otros que amplíen altos, bajos o la voz, pero este ecualizador potencia al máximo el sonido.

Pon tu iPhone en un bol

Este truco es más viejo que el hilo negro. Solo mete tu iPhone en un bol – vacío – y aprovecha la forma esférica del bol para que las ondas salgan rebotadas por el espacio, llenando mejor la habitación con el sonido.

Haz tu propio altavoz

Si eres un manitas, esta es tu oportunidad para demostrarlo: haz un altavoz con cosas tan cotidianas como un rollo de papel y un par de vasos de plástico. Con unas tijeras, corta una ranura en el rollo donde quepa el iPhone y luego inserta los vasos en los extremos tras haberles realizado una incisión como ves en la foto.

VíaCNET