Mi primera experiencia: ¿Cómo instalar Philips Hue y usar HomeKit?

    Tus primeros pasos con tu casa inteligente

    Hace unos días, empecé la primera fase de un proyecto para lograr que mi casa sea un poquito más inteligente. Parece complicado y caro, y no os voy a mentir, puede llegar a serlo si no tenemos claro que es lo que de verdad queremos automatizar en nuestro hogar. Y es que, no siempre es útil hacer que todo esté conectado, ya que no siempre se producen unas sinergías que compensen los gastos. Pero había que empezar por algún sitio, y creo que no había un mejor comienzo.

    Cuando hablamos de los hogares inteligentes y la domótica en general, muchas veces se nos viene a la cabeza el clásico de las bombillas encendiéndose a golpe de palmadas. Asi que no había una mejor opción para empezar a transformar la casa que no fuera la iluminación. Y para ello, aunque barajé varias opciones, me quedé con Philips Hue, la solución de la compañía de iluminación más famosa del mundo, y una de las pioneras en esta tecnología. En concreto, he empezado con el White Starter Kit, disponible en Amazon con una interesante oferta.

    Con el pack de inicio de Hue, he podido comenzar a reemplazar las bombillas de dos habitaciones, que ahora responden a las órdenes que le transmita a Siri. Sí, Philips Hue es totalmente compatible con HomeKit gracias a la versión 2 del Hue Bridge, disponible a un precio especial, y podréis controlarlas desde vuestro iPhone, iPad, Apple Watch, o incluso desde el Apple TV de cuarta y quinta generación, a través del Siri Remote. Y la instalación no pudo ser más sencilla y rápida.

    Instalación de Philips Hue

    Te puede interesar | Cómo crear ambientes y habitaciones en HomeKit para iOS

    Cuando recibí las bombillas, lo primero que hice fue colocarlas en los lugares que había escogido, como si fuesen bombillas normales y corrientes. En principio, puedes usarlas con los clásicos interruptores sin problemas, de hecho, debéis mantener estos últimos siempre activos, de otra forma no responderán las luces. Después, conecté el Bridge a la red eléctrica y a mi router, y procedí a descargar la app de Philips Hue en mi iPhone.

    La app detecta de forma autómatica la presencia de un nuevo Bridge en la red, de forma que tan solo tenemos que vincularlos pulsando el botón superior que tiene el dispositivo. A través de esta aplicación, podremos controlar de una forma mucho más precisa nuestras bombillas, además, nos permite activar funciones de terceros, como las disponibles en IFTTT, una app que automatizará todos tus dispositivos, asi que merece la pena echarla un vistazo. Por otra parte, te permite mantener tus dispositivos siempre actualizados, algo muy recomendable.

    En cualquier caso, lo que más me interesaba era conectarlo todo a través de HomeKit. Durante el proceso de instalación, la propia app me indicó los pasos que debía seguir, animándome a probar los bien que funciona. Tan solo es necesario introducir un código que se encuentra bajo el Bridge o en la caja para empezar a controlarlo desde la app Home o Siri, nada más. A partir de aquí, es cuestión de ir probando distintos comandos.

    Sincronización Philips Hue y HomeKit

    Te puede interesar | Las mejores lámparas y LEDs de HomeKit para tu hogar

    Lo mejor de este último sistema, es que tan pronto lo vinculas en uno de tus dispositivos iOS compatibles, puedes controlar el hogar desde cualquiera de los que están conectados a la misma cuenta de iCloud. Y los ajustes de los ambientes y las habitaciones también se comparten, de forma que si activamos el ambiente de Buenas noches desde la app, podremos iniciarlo desde nuestro Apple TV, que nos permite controlarlo desde cualquier lugar, usando nuestro iPad como enlace o un Apple TV.

    En mi caso, he tardado en acostumbrarme a esta nueva forma de controlar la iluminación. Especialmente porque, como todo el mundo, tengo fijada la rutina de apagar o encender manualmente el interruptor. Sin embargo, os puedo decir que, cuando os hacéis a ello, vais a querer llenar vuestro hogar de estas luces. Entre otras cosas, gracias a funciones como las que ofrece IFTTT, que os permiten usar las luces como alertas de notificaciones, os van a hacer la vida mucho más cómoda.

    Y eso teniendo tan solo unas bombillas blancas. No quiero ni imaginarme las posibilidades de unas bombillas White and Color Ambiance, que son capaces de fundirse hasta con los videojuegos compatibles, gracias a la alianza de Philips con el fabricante de periféricos Razer. El gran problema de todo esto, los precios, pero tenemos que tener en cuenta que no son simples bombillas, sino que son mucho más que eso. Son los primeros rayos de luz de un brillante futuro hacia la casa conectada de nuestros sueños.

    Y vosotros, ¿habéis empezado a transformar vuestro hogar?