Samsung podría tener la culpa de que los iPhone de 2018 sean...

Samsung podría tener la culpa de que los iPhone de 2018 sean más caros

Apple buscando unos costes asumibles para sus paneles.

Compartir

Las discretas ventas que ha reportado el iPhone X hicieron saltar las alarmas en la compañía de Cupertino. Tanto es así que desde finales del año pasado ya se conoce cuál es van hacer los sucesores del último dispositivo lanzado por los californianos. Fue Ming-Chi Kuo, el analista de KGI Securities quien dejó entrever que no tendríamos uno, sino tres modelos distintos para este 2018.

Además de ello, el iPhone X se estrenó con un nuevo tipo de panel fabricado por Samsung, que ofrece una nitidez nunca vista en un teléfono de Apple y cuya tecnología es OLED, con colores más brillantes y mejor experiencia a la hora de visualizar la pantalla de nuestro dispositivo.

Si hay algo que la compañía coreana sabe hacer bien son pantallas, tal y como se ha demostrado con este terminal. Además de ello, han recibido un pedido de 100 millones de unidades de las cuales 25 millones sería para el actual iPhone X y el resto para los sucesores. Cabe recordar que de los tres modelos que saldrán este año, dos de ellos llevarán pantalla OLED, el de 5,8 pulgadas y la phablet de 6,5 pulgadas.

Te puede interesar | Mira cómo ganaría el Samsung Galaxy Note9 con el notch del iPhone X

Y la negociación entre los coreanos y los norteamericanos no han terminado de cuajar, quedan muchos flecos por pulir, porque en Apple quisieran reducir algo el precio y producir una pantalla de estas características es bastante costoso. Como alternativa, en Samsung ofrece Apple el tipo de pantalla que monta actualmente el Samsung Galaxy S9+, que es más barata de producir. Sin embargo, en Apple no están muy por la labor de montar este tipo de panel, ya que según ellos no sería el más adecuado para el teléfono que tienen ya sobre la mesa.

Lo que sí parece claro es que el modelo de 6,1 pulgadas que llevará pantalla LCD, esta será fabricada por Japan Display y Sharp. Son muchas las espectativas que hay sobre la mesa y ya veremos si Apple es capaz de sacudirse un poco el polvo que ha dejado la tibieza provocada por el iPhone X, que sin ser un mal dispositivo, no parece estar a la altura para el precio que tiene.

Vía | phonearena