9 de cada 10 pasan de #DeleteFacebook, ¿Cuál es tu razón para...

9 de cada 10 pasan de #DeleteFacebook, ¿Cuál es tu razón para seguir en Facebook?

Compartir

No es la primera vez que Facebook comete fallos, pero el escándalo de Cambridge Analytica de las últimas semanas ha sido peor que nunca antes. De hecho, ha provocado que Mark Zuckerberg tuviera que comparecer ante el senado de Estados Unidos para explicar cómo funciona su red social y qué garantías puede ofrecer a sus usuarios.

Facebook es gratis y como dice su CEO, siempre lo será simplemente porque el producto eres tú (o mejor dicho, tus datos). Es cierto que los usuarios podemos limitar hasta cierto punto los permisos que les damos a las apps integradas dentro de la plataforma y que Facebook ha implementado medidas de seguridad adicionales y retirado otras que se han descubierto que eran un peligro, pero no cambia nada.

Y no cambia nada porque el producto sigues siendo tú. Un agresivo modelo de negocio que tiene como misión llegar a todas las partes del planeta pero que choca frontalmente con el de Apple, por ejemplo. De hecho esta forma diferente de ver los negocios ha desatado una dura guerra de declaraciones.

Llegados a este punto, la imagen de Facebook ha sido gravemente dañada, siendo considerada como una de las empresas tecnológicas menos fiables por sus usuarios. Irónicamente, ¿qué podría haber peor para una red social que la mala reputación?

Muy sencillo: que la gente se borrase su perfil de Facebook. Precisamente en las últimas semanas habrás visto el movimiento #deteFacebook, en el que personas tan relevantes como Elon Musk, el cofundador de Apple Steve Wozniak e incluso el creador de WhatsApp se adherían a él, pero son solo unos pocos en la enorme masa de 2.000 millones de usuarios.

¿Cómo te ha afectado el escándalo de Cambridge Analytica y Facebook?

Pues bien, una nueva encuesta realizada por Creative Strategies ha medido el efecto de #DeleteFacebook en la población estadounidense, obteniendo como resultado que solo el 9% de los encuestados han borrado su perfil. Eso sí, al 36% les preocupa mucho su privacidad y al 41% les preocupa algo, pero siguen en la red social de Mark Zuckerberg.

Por ello, el 17% de los encuestados borraron la app de su teléfono y el 11% la borraron de otros dispositivos. Pero insisto: solo el 9% borró su perfil. Un bajón nada dramático en la vasta inmensidad de usuarios que se traduce en 19,2 millones de personas menos extrapolando a toda la población estadounidense. A menos gente, menos dinero. No solo en anuncios, sino que sus acciones también han descendido aproximadamente un 10%.

Como leemos en las conclusiones del estudio publicadas en TechPinions:

No hay confianza sin transparencia.

¿Por qué tan pocos usuarios se borran su perfil de Facebook a pesar del escándalo de Cambridge Analítica? ¿No les importa su privacidad? ¿No saben cómo hacerlo? ¿No saben qué pasa con sus datos? ¿No pueden vivir sin Facebook?

¿Por qué sigues en Facebook?

Lo confieso: yo sigo en Facebook y te explico por qué. Uso Facebook para estar en contacto con antiguos amigos de mi época de estudiante, de viajes, familiares, etc. Me gusta saber de ellos y de vez en cuando interactúa con ellos. Y cotilleo un poco, para qué negarlo. Me gusta Facebook porque me recuerda los cumpleaños y, aunque yo también podría anotarlos en una libreta o en el iPhone, paso de hacerlo. Pero Facebook también me sirve para difundir mi trabajo como editora en blogs, logrando que llegue a muchísima gente.

Creo que a todo el mundo de importa su privacidad simplemente porque somos un país de bajar las persianas en casa. Lo que sucede es que no sabemos a qué estamos expuestos. Habrá gente que no sepa exactamente cuánto sabe Facebook de nosotros – pista, sabe más que tu propia madre – , quién puede tener acceso a esa información y qué puede hacer con ella. Puede que tú estés al día de la actualidad tecnológica, pero para muchos que Cambridge Analytica usase los datos personales para lanzar una campaña a favor de Donald Trump ultrasegmentada suena a chino. Y si no sabes el potencial, tampoco conoces los riesgos.

Y a otra gente le habrá molestado, pero le dará pereza realizar un proceso algo intrincado como es borrar tu cuenta de Facebook porque total, pensarán que son los únicos de su entorno y que su acción será inocua e imperceptible. Y porque les gusta, para qué negarlo. Las redes sociales funcionan porque satisfacen nuestro lado más ególatra, voyeur y social.

Pero todos los que seguimos en Facebook tenemos muy claro que hemos aprendido lo valioso que son nuestros datos y que Mark Zuckerberg le ha visto las orejas al lobo. Hay muchas redes sociales y torres más altas se han visto caer. El CEO de Facebook no es tonto y sabe que ha de moverse rápido para seguir ofreciendo un producto gratis pero digno de confianza para sus usuarios. Es momento de recuperar su imagen y para ello no escatimará en herramientas para que Facebook sea más seguro que nunca.