Después de todo, lo mejor del iPhone X es su precio

Después de todo, lo mejor del iPhone X es su precio

Una máquina de hacer dinero.

Compartir

Apple puso muchas espectativas en su último lanzamiento telefónico, el iPhone X. Han sido multitud las publicaciones en todo tipo de prensa especializada en el que se cuestionaban las ventas de este modelo. Cierto es que su alto precio supone una barrera difícil de acometer en muchas ocasiones.

Y a decir verdad, el iPhone X se ha vendido muy bien en países del entorno asiático como China o Japón, y ha tenido ventas más irregulares en Europa y Estados Unidos. Pero los resultados no mienten, y hoy se ha hecho público un informe en el que se destaca que este modelo de teléfono genera a Apple el 21 por ciento de ingresos en beneficios, y constituye el 35 por ciento de las ganancias totales de la industria de la telefonía móvil a nivel mundial a final del año pasado.

Y aunque las cifras ya no son lo que eran en un pasado, donde el iPhone no tenía prácticamente rival, hay que decir que este resultado se entiende como bastante positivo, debido a que ahora existe una feroz competencia de marcas que están haciendo unos dispositivos muy competitivos, lease Huawei o Xiaomi, a un precio bastante más ajustado que los que ofrece la compañía californiana para su gama alta.

Te puede interesar | Esto es lo que cuesta fabricar un iPhone X

El iPhone X genera por sí sola el 21% de los ingresos de la industria total y el 35% de los beneficios totales de la industria durante el último trimestre de 2017.

Y las buenas noticias para Apple no solamente viene de estas ventas, sino que sigue ofreciendo dispositivos que ya tienen unos años y con los cuales gana bastante más dinero. Podríamos hablar del iPhone 6s, de la serie 7 o del iPhone SE, dispositivos con plena vigencia y los cuales son fáciles de conseguir a un precio bastante más ajustado en canales de venta como Amazon.

Y un dato para la reflexión, la estrella de Apple genera cinco veces más beneficio que el de 600 marcas que operan con Android. Ahí es nada.

Vía | counterpointresearch