Apple tiene un serio problema con el diseño del iPhone

Apple tiene un serio problema con el diseño del iPhone

¿cómo serán los iPhone del futuro?

Compartir

Apple sacudió el panorama smartphone cuando allá por 2016 decidió eliminar la conexión Jack del iPhone 7 en 2016. En 2017, dijo adiós al botón Home y se despidió de los bordes. Todo un alarde de minimalismo que vio en el notch su máxima expresión de diseño.

Es una realidad que Apple está deshaciéndose de todo lo que puede en el exterior del iPhone, con lo cual no sería descabellado preguntarse, ¿qué será lo siguiente? Se pone difícil: Apple se queda sin espacio para rediseñar y simplificar su propuesta.

A día de hoy solo queda el notch, y ya se especula con que Apple podría reducirlo en próximas ediciones. Por el momento, el notch es necesario para integrar el conjunto de sensores para la cámara TrueDepth, imprescindible para el Face ID y el auricular.

Precisamente ese notch fue criticado masivamente pero que en poco menos de 6 meses encontramos ya tanto en clones chinos como entre los principales fabricantes Android, Samsung incluido. Está claro que Android se queda sin ideas, ¿pasará lo mismo con Apple?

Más allá de ir limando milímetros a los bordes, parece que queda poco para hacer en este sentido. Mark Rolston, cofundador de la agencia de diseño Argodesign, explica para CNBC:

Podrían integrar la cámara en un agujero dentro de la pantalla, haciéndolo más mágica todavía. Pero los consumidores quieren ver la cámara. Queremos hacernos selfies y ver dónde está.

Así que sí, también está la posibilidad de que Apple haga caso de esta patente de Samsung y cambiase el notch por unos agujeros, pero parece poco probable.

Cambiar el Face ID por el retorno al Touch ID con un sensor de huellas integrado en la pantalla facilitaría la labor, pero sería un paso atrás tecnológicamente hablando, porque el Face ID es más preciso que el Touch ID.

Otra opción más extraña aún si cabe es la del nuevo Doogee Mix 4, que crea una pantalla deslizable sobre la cámara frontal, una alternativa que parece poco útil.

¿Hacia dónde se dirige el diseño de los iPhone del futuro?

Así que el secreto para reinventar la pantalla quizás esté en la pantalla. Los últimos rumores aseguran que Apple habría estado probando con gestos a distancia. Con estas nuevas funciones, Apple podría seguir la estela del iPhone X y seguir eliminando botones.

Algo con lo que ya experimenta al situar los botones de volumen en los auriculares y cómo no, dándole más poder e inteligencia a Siri. Apple sigue aumentando su ecosistema, por lo que ir repartiendo el peso del control no seria un problema.

Asimismo, Apple sigue experimentando con pantallas curvas, algo que daría otra imagen a un iPhone todavía más minimalista.

Después de todo, Apple se está centrando en construir cada vez más sus propias piezas, como el MicroLED, algo que fomenta su autonomía a la hora de innovar en este sentido. Y no es el único, Samsung lleva desde 2013 experimentando con pantallas curvas y gestos en el aire.

Tampoco nos podemos olvidar del iPhone plegable, una alternativa de diseño interesante, pero que también parece que tiene mucho por pulir para que se convierta en una realidad. Eso sí, marcas como Samsung, Huawei, LG, Oppo, Lenovo o ZTE tienen patentes similares, lo que indica que los principales fabricantes piensan en lo mismo.

No obstante, el movimiento de Apple hacia la carga inalámbrica con el AirPower – que saldrá en algún momento de este 2018 – también podría alterar el diseño del iPhone del futuro. No es descabellado pensar en retirar el puerto Lightning y terminar con un dispositivo mucho más fino y que funcione de forma completamente inalámbrica. Como consecuencia, el iPhone del futuro también será mucho más difícil de reparar.

Así que está claro: menos puertos y menos botones, algo que da una vuelta más al minimalismo y al mismo tiempo da más espacio para que Apple incruste por ejemplo una batería más grande.

Por supuesto, no veremos nada de esto en los iPhone de 2018, que se verán tremendamente influenciados por el diseño del iPhone X y en este apartado apenas sufrirán mejoras. Todo comenzará a cambiar en 2019, con mayor ratio de pantalla y el notch más pequeño.