Vuelve el interminable juicio de patentes de Samsung Vs Apple

Vuelve el interminable juicio de patentes de Samsung Vs Apple

El juicio de las patentes entre Samsung y Apple que comenzó en 2012 está de vuelta

Compartir

El interminable juicio de las patentes que tiene como protagonistas a Apple y Samsung, y que comenzó en el año 2012, volverá a tener un nuevo capítulo el próximo 14 de mayo en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos. La historia de este juicio es de lo más accidentada y ha estado cargado de más y más recursos que han llevado a que se alargue durante tantos años.

La primera sentencia condenó a Samsung a pagar 1.000 millones de dólares en el año 2012, por violar varias patentes de Apple para fabricar sus propios dispositivos móviles. Con el paso de los años esa condena se ha visto reducida hasta los 548 millones de dólares, con la que la compañía surcoreana tampoco se vió satisfecha y continuó con los recursos.

El caso llegó hasta el Tribunal Supremo en el año 2015, donde Samsung argumentó que los daños por infracción de patentes no deberían de repercutir en un dispositivo completo, sino solo en la parte que puede verse afectada por esa infracción de una patente. Esto hace que la condena vaya en relación a las ventas derivadas por esa infracción y no por el dispositivo completo.

El Tribunal Supremo estimó el recurso de Samsung y devolvió el caso al Tribunal de Distrito, donde ahora deberá de ser Apple el que trate de demostrar que la violación de una patente afecta al dispositivo completo y no solo a una parte concreta. De conseguirlo conseguirá llevarse una buena recompensa económica, aunque no parece algo sencillo una vez el caso ha salido de la máxima institución judicial de los Estados Unidos.

Te puede interesar | Estas Son las Patentes que Apple Reclama a Samsung por Uso No Autorizado

A pesar de haber comenzado en 2012 este caso no parece tener final, y es que ni Apple ni Samsung quieren llegar a un acuerdo, y si el primero quiere sacar la mayor tajada posible de este caso, los surcoreanos buscando minimizar el daño, de algo que parece más que obvio, que fue el quedarse con algunas patentes registradas por Apple.

Ahora solo queda esperar noticias sobre el interminable caso de las patentes entre Apple y Samsung, que mucho nos tememos de momento no tendrá una solución inmediata.

Vía | phonearena