Usar el móvil es tan adictivo como la droga, según un estudio

Usar el móvil es tan adictivo como la droga, según un estudio

Compartir

Desde que el entretenimiento llegó a la red en forma de actividades como los juegos multijugador en línea, muchos han estado buscando alguna razón para tratar de demonizar a todos los que participan en ellas. Exagerando al máximo los comportamientos de unos pocos, y extrapolándolos a los demás usuarios, esperando lograr deshacerse de lo que conlleva convertirse en una sociedad hiperconectada. Para evitar este tipo de problemas, lo principal es conocer los distintos puntos de vista.

Hoy, por ejemplo, hemos podido encontrar la existencia de nuevos estudios que demuestran ciertas cuestiones relacionadas con la adicción a los dispositivos conectados que ya hemos debatido anteriormente. En concreto, gracias a la investigación realizada por la San Francisco State University, se ha podido ver como se establecen ciertas conexiones neuronales similares a las existentes en los usuarios de ciertos opiaceos. Esto, influiría de forma negativa a las relaciones sociales de los individuos.

En concreto, podría aumentar el riesgo de sentir soledad, ansiedad, aislamiento o depresión, algo que podría ser causa de la falta de contacto visual e interacción física con otros humanos. Por supuesto, esto se relacionaría con el tiempo que han permanecido conectados los sujetos del estudio, que en este caso han sido 135 estudiantes universitarios. También se ha señalado una mayor tendencia a la multi-tarea, que implicaría un menor esfuerzo en cada objetivo además de menos tiempo de relajación.

Te puede interesar | La forma en la que usas tu iPhone puede revelar si eres un mentiroso

Todo esto, no debe convertir a las nuevas tecnologías en el destructor de la humanidad del siglo XXI, sino que debe recordarnos que debemos disfrutar de ellas con moderación. Hay que recordar que, a pesar de que Internet nos ofrece infinitas posibilidades de comunicación, no hay nada como mantener un pie en el mundo real para no olvidar lo que significa poder descifrar cada una de las emociones de las personas con las que hablamos. De hecho, tenemos algunos trucos para vosotros con los que comenzar.

Por otra parte, lo que otros estudios similares indican es, que nosotros no desarrollamos una adicción al uso de los dispositivos, sino a las conexiones que estos nos ofrecen. A la facilidad con la que interactuamos con otros, aunque no sea de forma completa, como en una interacción física, ya que perdemos gran parte de la retroalimentación que necesitamos para interpretar cada mensaje de forma correcta.

Y vosotros, ¿creéis que usáis demasiado vuestros teléfonos?

Vía | Daily Mail