¿Es el principio del fin del iPhone X? Más rumores apuntan a...

¿Es el principio del fin del iPhone X? Más rumores apuntan a la discontinuación

Compartir

Lo habíamos oído hace unas semanas, pero ahora un nuevo informe vuelve a insistir en que el iPhone X podría ser discontinuado, y esta vez proviene de Neil Campling de Mirabaud Securities y se hace eco la CNBC.

Campling es tajante: el iPhone X está muerto y será discontinuado simplemente porque Apple sobrecalculó la demanda. O lo que es lo mismo, de nuevo otro experto asegurando que el iPhone X se vende poco.

El iPhone X está muerto. El problema con el X es que es muy caro. Los usuarios están dando la espalda a los smartphone caros.

Campling cree firmemente en esa teoría gracias a filtraciones de la cadena de proveedores. Si Apple no realiza pedidos, es que Apple no está fabricando el iPhone X. Y si no lo fabrica significa dos cosas: que hay stock suficiente para cubrir la demanda porque las ventas son bajas y que ya está más centrada en los iPhone de 2018. ¿Borrón y cuenta nueva?

Si ya hace unos días Samsung y sus bajas ventas de pantallas OLED nos hacían pensar lo mismo, ahora es TSMC y su época de vacas flacas al vender muchos menos chips de los producidos los que hacen que suenen las alarmas. Según Compling, Apple ya tiene suficientes iPhone X para cubrir todo el año.

La teoría del analista de Mirabaud Securities encaja con la que hizo Ming-Chi Kuo de KGI Securities a principios de año. ¿Estamos ante el principio del fin del iPhone X?

Lo que Apple ha aprendido del iPhone X

Decir que el iPhone X está muerto además de ser algo demasiado tajante, quizás es exagerado. Primero porque hasta el 1 de mayo desconoceremos las ventas oficialmente. Pero también porque el iPhone X ha marcado un antes y un después en Apple y en la industria del smartphone.

A decir verdad, aunque el iPhone X sea discontinuado, no significa que su legado no perdure. De hecho, se sabe que los próximos iPhone adoptarán su estética e incorporarán algunas de sus funciones que el actual tope de gama estrenó.

Así, los paneles OLED han llegado para quedarse, al igual que la carga inalámbrica o el Face ID mediante la cámara TrueDepth. Lo mismo puede decirse del notch, que quizás sea reducido próximamente.

Suena drástico, pero no es la primera vez que Apple toma la decisión de decir adiós a un producto antes de rebajar su precio. Es una estrategia mucho más rentable introducir una segunda generación con más alternativas este año.

Porque que el iPhone X sea discontinuado puede ser una faena para Apple y sus proveedores, pero no así para sus clientes. Para empezar, Apple ha aprendido la lección y tomado nota de lo sucedido con el iPhone X. Precisamente por eso lanzará un iPhone más asequible de gama media alta, del que ya conocemos algunas características como la pantalla LCD y las 6,1 pulgadas de su diagonal.

También habrá una segunda generación del iPhone X, que además se espera que sea algo más barato. Y finalmente estará el iPhone X Plus, de nuevo Apple repite con la pantalla más grande que tanto gusta en los mercados asiáticos. Para ellos, las características más innovadoras.