Comienza una nueva temporada de Fortnite, ¡luchadores, reuníos!

Comienza una nueva temporada de Fortnite, ¡luchadores, reuníos!

Compartir

No es ningún secreto, Fortnite Battle Royale ha logrado trasladar su increíble éxito a las plataformas móviles con una impecable ejecución de lo que debería ser un juego de supervivencia para este tipo de dispositivos. Lo último de Epic Games, que logró renacer como un fénix tras el fracaso de sus orígenes, se ha convertido en una bestia tanto en números de usuarios activos, como en espectadores a través de páginas como Twitch o YouTube.

Sin embargo, esto no ha hecho más que empezar. Después de haber logrado atraer a un gran número de jugadores, la compañía ahora quiere mantenerlos con una nueva ronda de contenido que abrirá su cuarta temporada, la segunda en dispositivos móviles. En este caso, parece que se avecinan tiempos difíciles para nuestros personajes, y es que la sombra del mal acecha sobre los mundos de este juego. La pregunta es, ¿qué estáis dispuestos a sacrificar para vencer a vuestros enemigos?

Así es, en medio de la fiebre de los superhéroes creada por el reciente estreno de la película Vengadores: Infinity War, Epic ya tiene preparadas algunas skins perfectas para la ocasión. Por desgracia, no serán los trajes de nuestros queridos personajes de Marvel, pero si que nos permitirán lucir nuestra grandeza por el mapa. Y no solo eso, también parece que tendremos una pequeña sorpresa en algunas zonas, tras la caída de varios meteoritos.

Te puede interesar | 7 razones por las que prefiero PUBG: Mobile al Fortnite

Por supuesto, estas no son las únicas novedades que llegarán a Fortnite estos días, pero, por ahora, es lo único que podemos decir. Esperamos que, en unas horas, podamos conocer con exactitud todos los cambios que se aplicarán a este juego en el día de hoy, aunque, a juzgar por las imágenes que han compartido desde Epic, y tan solo con lo que hemos comentado antes, pinta bastante bien. Esperemos que nuestras expectativas no caigan igual de rápido que los meteoritos.

Vía | Forbes