Cómo poner el cristal templado perfecto en tu iPhone

    Hacerlo es a veces una odisea, te contamos con colocarlo mejor.

    Los precios de la reparación o situación de pantalla de un dispositivo móvil son bastante elevados, y si hablamos de un iPhone el precio que alcanza es casi estratosférico. Por eso siempre recomendamos el uso de una lámina de cristal templado para proteger el panel de impactos, rayaduras o cualquier tipo de desgracia.

    Ahora bien, colocarlo siempre es un engorro. Se requiere de cierta habilidad y en demasiadas ocasiones lo colocamos torcido o dejamos algunas burbujas de aire en el interior. Y ya se sabe que una vez colocado, si lo levantamos para traerte y tratar de eliminar esa burbuja el resultado siempre es peor, es decir, hay que colocar uno nuevo.

    Por eso te invitamos a que eches un vistazo a este vídeo para que posteriormente podamos sacar algún tipo de conclusión interesante.

    Te puede interesar | Cómo cambiar la correa del Apple Watch

    Como habrás podido comprobar, existen dos maneras de colocar un cristal templado. La primera de ellas es utilizando ese marco que se nos muestra con el cual el aparato queda bien sujeto y se reduce al mínimo la posibilidad de error. Pero quizás ni tengas el marco ni quieras comprarlo, aunque puedes hacerlo aquí con este modelo económico, te dejamos nuestros consejos para hacer del arte de colocar un cristal templado a nuestro iPhone una empresa de éxito seguro.

    Cómo poner un cristal templado al iPhone

    • Evidentemente deberás de haber comprado previamente tu protector, nosotros te recomendamos estos tres, con una gran resistencia y a un coste menor de 10 euros. Piensa el ahorro de dinero que puede suponer con respecto a no llevarlo y afrontar un cambio de pantalla.

    Comprar

    Comprar

    Comprar

    • Lo primero que debes de hacer es despejar tu mesa de trabajo de tal manera que nada te estorbe.
    • Preocúpate de tener las manos bien limpias, incluso puedes utilizar algún tipo de guante de látex que no deje residuos para evitar dejar huellas.
    • Es muy aconsejable que quites la funda de tu dispositivo en el caso de que la tenga, y que limpies bien la pantalla con la toallita que viene incorporada en el kit, secándola bien con la gamuza y pasándole incluso la lámina adhesiva para eliminar los restos de polvo.

    • Quita la lámina protectora de vinilo del nuevo cristal templado. Muchos de ellos vienen con un par de tiras adhesivas incluidas que deberás colocar en cada extremo para evitar tocarla con los dedos. En el caso de que esto no fuera así, puedes colocar un par de tiras de papel celo.
    • Llega el momento clave, aproxima la lámina lo máximo posible al cristal, pero sin que llegue a tocarla. Asegúrate de centrarla bien y déjala caer. Cómo van a quedar burbujas, las puedes ir arrastrando hacia el lateral que tenga más próximo, de esta forma se eliminarán.

    • Y ya está, ahora a disfrutar de un iPhone bien protegido y al que vas a evitar bastantes micromarcas, o lo que es peor, una pantalla estallada. Personalmente, me he librado de algún que otro disgusto gracias a ellos, por lo que es una inversión bien hecha. A la hora de revender posteriormente tu viejo dispositivo, se cotizan mucho mejor aquellos que están bien cuidados.

    Vía | ifixit