Del iPhone 5c al nuevo iPhone 8s: lo barato con Apple no...

Del iPhone 5c al nuevo iPhone 8s: lo barato con Apple no funciona

¿Comprarías un iPhone X en versión low cost?

Compartir

Durante el día de ayer, un rumor sobre el iPhone barato de 2018 llegaba a todos los medios especializado en la manzana mordida: Apple lanzaría su iPhone low cost en tres colores: azul, rosa y amarillo.

Personalmente me quedé a cuadros. Está claro que Apple realiza sus estudios de mercado, pero tras las experiencias del iPhone 5c y el iPhone SE, ha quedado demostrado que ni los usuarios de Apple ni la propia Apple son como las demás.

Me explico: cuando Xiaomi o Samsung lanzan un smartphone barato, se vende como churros. Cupertino no se rige por el viejo método de lograr beneficios por volumen de ventas.

A los usuarios de Apple les gusta lo mejor de lo mejor y no les importa pagar más por ellos. Así se explica que el iPhone 7 Plus se vendiera más que el iPhone 7.

Pero además también hay que valorar algo: lo que es asequible y lo que no. Al fin y al cabo, 400-500 euros es barato para lo que Apple nos tiene acostumbrados, pero en el mercado podemos encontrar múltiples alternativas por ese precio y menos…

Ojo, esas alternativas no tienen iOS, el verdadero elemento diferencial del iPhone. Pero si quieres ahorrar, a veces es mejor probar con un iPhone reacondicionado o un modelo anterior que apostar por ese modelo barato.

Obviamente, el tiempo dirá si este iPhone low cost de 2018 será un éxito o no. Pero los precedentes con estrategias similares no son los mejores.

iPhone 5c: la historia del discreto paso del primer teléfono barato y colorido de Apple

Hace aproximadamente un lustro, Apple desafiaba su estrategia seguida hasta la fecha con el iPhone y lanzaba por vez primera un teléfono barato – asequible para ser Apple -, hablamos del iPhone 5c.

Este teléfono se lanzó en septiembre de 2013 junto al increíble iPhone 5s para sustituir al exitoso iPhone 5. El iPhone 5c repetía el diseño de su predecesor, así como chip, el A6 de doble núcleo.

Eso sí, su carcasa no era de elegante aluminio como el iPhone 5 o el iPhone 5s, sino que se pasaba al plástico para intentar atraer al público más joven con colores atrevidos como el blanco, rosa, amarillo, verde y azul celeste.

Con materiales más baratos, un procesador anterior, menos capacidad de almacenamiento, peor cámara y sin Touch ID, el iPhone 5c se presentaba como la alternativa más económica de esa keynote, que no barata.

Sí, el iPhone 5c fue la primera tentativa de Apple de captar a personas que se conformaban con menos pero que no querían algo que no fuera Apple. Al fin y al cabo, en su interior seguía ejecutándose iOS.

Está claro que el que no arriesga, no gana. Pero a juzgar por lo rápido que fue retirado de la venta, se podría decir que el éxito iPhone 5c fue cuanto menos discreto. Aunque cumplió con su función de diversificar su clientela, pero no tuvo la continuidad esperada.

No, lo barato no funciona con Apple. Apple es diferente.

Apple mejora su fórmula de iPhone barato con el iPhone SE

La del iPhone SE fue otra historia. No son teléfonos para copar portadas como el iPhone X, pero son dispositivos para aquellos que quieren el sistema operativo iOS y al mismo tiempo no necesitan una pantalla más grande, el procesador más potente… que son la mayoría de los usuarios.

Y es que hay una línea muy difusa entre lo que necesitas y lo que ansías. Si eres capaz de verla, te vas a llevar muchos menos disgustos en tu vida. Y vas a ahorrar mucho también

Con el iPhone SE Apple repitió la consabida fórmula del diseño que ya funciona, exprimiendo de nuevo el del iPhone 5. Eso sí, en su interior ya había el procesador del iPhone 6s.

Apple volvía a diversificar el mercado y al mismo tiempo, solventando problemas derivados de la producción de nuevos diseños y materiales.

¿Y el iPhone X barato de 2018?

De este teléfono sabemos que su pantalla será de tecnología LCD y una diagonal de 6,1 pulgadas. Otros avanzan que del LCD se pasaría a una tecnología superior, el mLCD. Su diseño sería exactamente igual que el del iPhone X, es decir, sin botón Home y con notch.

Algunos rumores aseguran que este iPhone low cost cambiaría el cristal de la carcasa del iPhone X por el aluminio, con lo cual no tendría carga inalámbrica. En todo caso, habría que ver qué material es el más idóneo para ser tintado de varios colores.

Respecto al precio, recientemente se insinuó que sobrepasaría los 500 dólares y que incluso podría tener doble SIM, aunque no daría demasiado crédito a ese rumor.

¿Fracaso o éxito relativo?

Como en la vida, todo es relativo. Y es que aunque el iPhone 5c, el iPhone SE y este iPhone X barato de 2018 no sean tan innovadores como el iPhone X, siguen ampliando la base de usuarios de iOS.

Apple no obtendrá tantos beneficios como con su tope de gama, pero probablemente este terminal cumpla su cometido: Crecer en mercados emergentes. Crecer con personas que no necesitan lo mejor de lo mejor o no están dispuestas a pagarlo. Crecer entre personas con menor poder adquisitivo, como los jóvenes que adoran el iPhone.