La historia interminable: Apple pide 1.000 millones de dólares a Samsung por...

La historia interminable: Apple pide 1.000 millones de dólares a Samsung por plagio

¿Cuánto debería pagar Samsung a Apple?

Compartir

Apple y Samsung vuelven a enfrentarse en el juzgado, una vez más, para determinar cuánto debería pagar Samsung a Apple por infringir las patentes de diseño del iPhone.

Samsung fue declarada culpable por violar las patentes de Apple en 2012, básicamente por copiar el iPhone de la compañía de la manzana mordida. Pero desde entonces ambas firmas han estado luchando en una batalla judicial sin fin durante los últimos seis años por la cantidad que Apple debería recibir.

Desde Samsung han recurrido varias veces la sentencia, y han intentado reducir al máximo la demanda por plagio. Apple, por su parte, pide nada más ni nada menos que 1.000 millones de dólares.

Te puede interesar | Samsung dice que sus AR Emoji no son una copia de los Animoji

Sigue la batalla judicial entre Apple y Samsung

El juicio, en esta ocasión, se centra en decidir si los daños deberían basarse en el valor total del dispositivo, o si Samsung solamente debería pagar una multa basándose únicamente en los elementos del iPhone que copió.

Desde Apple, obviamente, piensan que el pago debería estar basado en el valor total del iPhone, mientras que en Samsung opinan que la cantidad que deberían abonar es menor. El abogado de Samsung, John Quinn, mencionaba lo siguiente:

“Ellos solo están buscando beneficios por el teléfono entero, las patentes de diseño de Apple no cubren toda la totalidad del teléfono.”

El último en testificar ha sido Greg Joswiak, vicepresidente de marketing de producto en Apple, y declaró que el diseño del iPhone es una parte fundamental de los productos de Apple y que la compañía tomó muchos riesgos en su desarrollo.

Cuando Samsung fue declara culpable por violar las patentes de Apple, se dictaminó que la compañía debería pagar un total de 1.000 millones. Pero esta cantidad fue finalmente reducida a 548 millones de dólares.

De esos 548 millones de dólares (que Samsung ya pagó en 2015), 399 millones pertenecían a la infracción de patentes de diseño. Desde Samsung, por aquel entonces, dijeron que era un pago desproporcionado. Ahora intentan limitar los daños a 28 millones de dólares.

Vía | Macrumors