Apple patenta un sorprendente Apple Watch flexible

Apple patenta un sorprendente Apple Watch flexible

Los relojes inteligentes del futuro podrán ser así.

Compartir

Para hablar del tema que nos ocupa hoy, quizás podemos echar la vista atrás, concretamente a 1931, y ver el cuadro de Dalí “La persistencia de la memoria”, donde el genio de Cadaqués plasmó relojes derretidos y flexibles. ¿Una quimera quizás?

Apple lleva trabajando en este proyecto una buena temporada, de hecho su primera patente sobre este aspecto data del año 2011. La que os ocupa, y que lleva por número el 9.971.448, está orientada a dispositivos electrónicos flexibles, especialmente al Apple Watch. Y no es una patente inerte, sino que lleva varias revisiones que le hacen ir conformando hacia su configuración final.

Te puede interesar | Apple da vueltas a un Apple Watch de esfera redonda

Así es la patente del Apple Watch flexible

Una patente no es quizás algo inerte, sino que van tomando ciertas características a medida que la tecnología va avanzando. ¿Quién iba a decir que el Apple Watch fuese un elemento importante en la salud de quien lo porta?

Estas revisiones se inician con una patente inicial de un Apple Watch que tiene un soporte rígido y partes flexibles, así como sensores en algunas partes de la pantalla que son igualmente elásticos y que recogen las entradas que haga el usuario. Posteriormente se añadió que esas partes flexibles serían de polímeros, tela, metal y silicona, y determinarían que hasta la correa del dispositivo pudiera ajustarse sola.

Una posterior revisión de esta patente ha incluido desde una pantalla de diodo orgánico emisor de luz, para pasar a definirse luego como que el sensor incorporado será quien podrá actuar desde los grados de aplicación de la presión, el contacto o la luz.

Lo interesante y novedoso de la patente del Apple Watch

Finalmente llegaríamos a un punto clave, las últimas revisiones de patente indicarían que nos encontraríamos ante un reloj en el que la parte flexible se podría configurar tanto de forma plana como curva, ¿sería esto la indicación de un Apple Watch al gusto de quien lo posea según sus preferencias?

Y otro añadido más, los sensores serían capaces de controlar el grado de deformación y cómo se visualiza la información dependiendo del grado de deformación.

Sin embargo, en el año 2013 ya se registró una patente de un Apple Watch, entonces se pensaba que se llamaría iWatch, en la que se hablaba de un dispositivo completamente envolvente. ¿Cómo será por tanto el dispositivo que se lance de aquí a un tiempo futuro?

Todavía es una incógnita, muchas de estas patentes terminan o no saliendo al mercado o tomando una configuración que finalmente no es la esperada. Lo que está claro es que las pantallas flexibles sí serán una realidad relativamente próxima, tanto en dispositivos como teléfonos o tabletas, como relojes inteligentes.

Vía | patentlyapple