El colectivo gay, contra Apple por su nuevo Campus

El colectivo gay, contra Apple por su nuevo Campus

Un nuevo campus en zona de controversia

Compartir

Actualmente, Apple es considerada la corporación más amigable con los trabajadores y causas LGBT. La calificación de igualdad de género dentro de sus campus es una de las más altas según los movimientos más influyentes que se dedican a evaluar estos factores. Sin embargo, su más reciente decisión ha logrado dividir a la comunidad LGBT en Carolina del Norte.

De acuerdo con un comunicado de The Associated Press, Apple Inc. está a punto de decidir si construirá un centro corporativo planificado en el área de Raleigh-Durham, un proyecto que crearía 5000 mil empleos a corto plazo, pero que según los activistas auparía a un estado que actualmente limita los derechos de las personas LGBT. De acuerdo con un representante de la organización Axios.

“Carolina del Norte es uno de los estados más hostiles en el país para las personas LGBTQ, sin un camino creíble para el progreso en el corto plazo. En estas condiciones, es difícil imaginar que cualquier empresa decida llevar sus operaciones y miles de empleados allí.”

A pesar de las credenciales de Apple en cuando al respeto de las creencias de sus trabajadores, los activistas están preocupados por el hecho de la decisión de construir un campus en Carolina del Norte pueda abrir las puertas para otros que quieren instalarse en estados con leyes anti LGBT.

Te puede interesar | Tim Cook, el CEO de Apple, Reconoce su Homosexualidad

Mientras tanto, otros más optimistas confían en que esta pueda ser una oportunidad para que empresas como Apple hagan la diferencia dentro de un estado que no protege completamente a las personajes LGBT.

La polémica situación que ha animado las acciones de boicot de los activistas comenzó en 2016, con la creación de una ley estatal que exigía que las personas transgénero usaran los baños de edificios públicos correspondientes al sexo en sus certificados de nacimiento. Una ley de reemplazo aprobada un año después eliminó ese mandato, pero mantuvo vigente la prohibición de que las ciudades instituyan sus propias regulaciones para proteger a la comunidad LGBT.

¿Logrará Apple influir para modificar las leyes de este estado?

Vía | idropnews.com