La funda de iPhone definitiva para culturistas: ¡una pesa de 10 kg!

    El nivel de excentricidad de los fanáticos del iPhone siempre, pero siempre, pueden ser llevado a otro nivel. Sin embargo, esta semana, una peculiar propuesta traída desde Asia, parece más una forma de alejarnos que de acércanos a él. Al menos para la mayoría.

    La realmente ingeniosa idea consiste en una funda de 10 kilogramos creada por la gigante de telecomunicaciones japonesa Softbank y que necesariamente nos exige un esfuerzo para interactuar con nuestro móvil, solo, que seamos fanáticos del ejercicio y más específicamente del culturismo.

    Si la locura por todos los dispositivos y gadgets extralivianos hizo que nos volviéramos dependiente de la tecnología, esta pieza promete hacer todo lo contrario y nos hará pensarlo dos veces antes de ver nuestros mensajes WhatsApp y revisar nuestras redes sociales.

    La propuesta radical de Softbank toma en cuenta una preocupación constante por la adición a los móviles. A comienzos de este año, los inversores le pidieron a Apple que investigara la crisis de salud pública que afecta a los niños pequeños y la adicción a los teléfonos inteligentes.

    Te puede interesar | Personaliza tus AirPods con estas elegantes fundas de lujo

    En ese entonces Apple respondió en una entrevista publicada en Wall Street Journal.

    «Pensamos profundamente sobre cómo se usan nuestros productos y el impacto que tienen en los usuarios y las personas que los rodean. Nos tomamos esta responsabilidad muy en serio y estamos comprometidos a cumplir y superar las expectativas de nuestros clientes, especialmente cuando se trata de proteger a los niños».

    Este nuevo peso pesado del iPhone está a la venta por lo que sería el equivalente a 100 euros en Japón. Todavía no se conocen las opciones de envíos a otros países, pero con seguridad los gastos de envíos cambiarían esta cifra.

    La pieza de Softbank nos planeta un dilema; Alejarnos de nuestro iPhone o formar bíceps de acero en el intento.

    Vía | mashable