Por qué no deberías preocuparte de la radiación de tu iPhone

Por qué no deberías preocuparte de la radiación de tu iPhone

¿Será este temor solo una leyenda?

Compartir

Ya es hora de dejar de temer por la radiación de tu iPhone y de otros equipos electrónicos a tu alrededor, y en consecuencia de los efectos negativos que estos podrían causar en nuestra salud. De acuerdo con el resultado de investigaciones constantes de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) y de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) los dispositivos móviles no tienen el potencial para afectarnos de esa forma.

Si bien existe una especie de mito en cuando a los riesgos en la salud que puede ocasionar el uso constante del iPhone o la exposición a equipos que emiten radiofrecuencia, lo cierto es que el efecto de calentamiento del uso normal de los bienes de consumo es insignificante.

El temor al daño que pudiesen causar los dispositivos electrónicos es generado por la radiofrecuencia que emiten, pero solo aquellos con muy altos niveles son capaces de calentar el tejido, ionizar átomos y dañar el ADN y la mayoría de nosotros no estamos expuestos a estos niveles.

El router de Wi-Fi

Para hacernos una idea, la potencia capaz de conseguir con la producción de energía de un dispositivo se expresa en vatios. Y aunque en nuestro hogar hallamos dispositivos con 700 vatios como el microondas o 1000 vatios como un parlante, estos están blindados con la misma estructura de cada pieza. Por tanto, las débiles señales de radiofrecuencia de las estaciones base y las redes inalámbricas de un router, que a lo sumo puede generar 1 vatio completo difundido en un área de transmisión, no pueden causar efectos adversos para la salud.

El iPhone

Ese iPhone todo el día en el bolsillo. El hecho de que no está transmitiendo a plena potencia de forma constante y los bajos niveles de emisiones no producen ningún efecto de calentamiento notable. Por lo tanto, como resultado, no se conocen efectos adversos para la salud.

La FDA señala que ha habido algunos estudios que muestran efectos menores de los dispositivos, pero no son reproducibles. Tanto la FDA como la OMS señalan que dados los niveles extremadamente bajos de energía involucrados.

Te puede interesar | Un iPhone se cuela entre los 10 móviles que más radiación emiten

Hipersensibilidad electromagnética

Durante algún tiempo, varias personas han informado sobre una variedad de problemas de salud relacionados con la exposición a campos electromagnéticos o radiación de radiofrecuencia. Esta reputada sensibilidad se ha denominado generalmente “hipersensibilidad electromagnética.”

La OMS cree que la prevalencia es de pocas personas por millón. Las teorías científicas actuales sugieren que la mala calidad del aire o condiciones psiquiátricas preexistentes u otras nuevas inducidas por el estrés causan el problema, en lugar de la exposición a la radiación.

Todas las pruebas anteriores, han concluido en que ni el uso constante de nuestro iPhone y en general de los emisores de radiofrecuencia de nuestro entorno, afecten nuestra salud. Así que ni instalar el router más potente ni hablar activamente con alguien en 5G desde tu iPhone te hará este tipo de daño.

Vía | appleinsider