El FBI miente: Ha desbloqueado menos iPhone de los que decía

El FBI miente: Ha desbloqueado menos iPhone de los que decía

Apple y el FBI enfrentan una historia de nunca acabar

Compartir

Para Apple la seguridad no es negociable. Sin importar las presiones ni las demandas que ha tenido que atender, la compañía de la manzana mordida ha mantenido su firme posición de no crear una puerta trasera de iOS para la policía.

Pero ahora, el argumento del FBI de por qué necesita un protocolo de acceso para los iPhone involucrados en investigaciones se ha debilitado mucho. Si en el pasado el director del FBI, Christopher Wray, ha dicho su agencia tiene 7775 teléfonos bloqueados a los que no puede acceder, recientemente ha tenido que admitir que el número es mucho menor.

De acuerdo con la información del FBI el error de cálculo se debió al uso de tres bases de datos diferentes que contaron los mismos teléfonos varias veces. De momento dice que la agencia aún no cuenta con una cifra exacta, pero una estimación interna relacionó la cantidad de teléfonos bloqueados en 1200.

La historia entre Apple y el FBI comenzó en 2016. En ese entonces, la agencia federal recibió una orden judicial para obligar a Apple a desbloquear el iPhone 5c de uno de los tiradores de la masacre de San Bernardino. El CEO de Apple, Tim Cook, se resistió, pero poco después la agencia federal pudo acceder a los contenidos del móvil con ayuda externa, casi con seguridad la compañía israelí Cellebrite.

Te puede interesar | Si mueres, la policía usará tu dedo para desbloquear tu iPhone

Sin embargo y a pesar de reconocer su error, los voceros del FBI mantienen su postura frente a las medidas de encriptación con un problema serio y afirmaron que continuará presionando por una solución que brinde a las fuerzas del orden público un acceso más fácil a los dispositivos cifrados.

Por su parte, Apple ha mantenido su postura alegando que la creación herramientas comprometería significativamente la seguridad de los dispositivos de los usuarios. Más recientemente, Craig Federighi dijo:

“Debilitar la seguridad no tiene sentido cuando se considera que los clientes confían en nuestros productos para mantener su información personal segura”.

Sin duda se trata de una situación en la que tomar partido no es del todo sencillo. ¿Debería Apple colaborar con el FBI o respaldar la seguridad de los datos sea lo que sea que esté en riesgo?

Vía | 9to5mac