Las impresiones de iOS 12 tras una semana de uso

Las impresiones de iOS 12 tras una semana de uso

¿Qué sacamos en claro?

Compartir

Hoy lunes se cumple ya una semana del inicio de la WWDC 2018, que para muchos fue como un soufflé que se empieza caer: mucho prometer y poco ofrecer. Y a decir verdad, que se den las líneas maestras de un sistema operativo como iOS no es un asunto baladí.

Instalé la primera beta ese mismo día, temiendo encontrarme lo normal de una primera versión de pruebas. Crasheos bestiales, reinicios, altísimo consumo de batería. En definitiva cosas raras propias de algo que se está todavía cocinando y que tiene por delante meses de horno, en concreto todo el verano hasta la keynote de septiembre.

Te puede interesar | ¿Es realmente más rápido un iPhone X con iOS 12 que con iOS 11?

Lo que estoy viendo

Tras un par de días de incredulidad por su funcionamiento, y partiendo de la base de que iOS 12 no aporta unos cambios bestiales ni en cuanto a diseño ni nada por el estilo, las impresiones que me está generando esta versión de iOS son bastante más positivas de lo que esperaba en un principio. ¿Por qué?

Pocos crasheos

Lo normal de tener un SO en fase beta es que las apps no vayan como tienen que ir. De las 55 apps que tengo instaladas actualmente en mi iPhone 8 Plus, funcionan todas a excepción de una, que no consigue abrirse. De todas formas es cuestión de tiempo, ya el desarrollador la actualizará.

Se traduce en estabilidad

Sí, iOS 12 es bastante estable por este motivo. Puedes usarla sin ningún inconveniente, de hecho de momento no me planteo volver a iOS 11.4. Tiene la consistencia de uso de una versión posterior a una primera. La primera beta de iOS 11 era insufrible, y de eso hace solo un año.

Buen consumo

El uso que le doy al iPhone es bastante intensivo, ya no solo por ocio, sino por trabajo. Las primeras versiones suelen drenar la batería de manera espectacular. En mi caso, el consumo puede ser algo superior, pero no extremo. Vamos, que llego al final de la jornada con batería en el dispositivo.

Rapidez

Sí, iOS 12 va bastante fluido. No a la hora de encender el iPhone, momento en el que se nota que el tiempo de arranque es mayor, pero sí en su uso. De momento no he sufrido ni reinicios ni el lag que te hace perder los nervios.

Cosas ilusionantes por descubrir

La app de Tiempo de Pantalla o la nueva Measures, con la que he ido jugueteando durante estos días. Parece que iOS 12 es un sistema de transición, pero apunta buenas maneras. La propia app Fotos se organiza de manera algo distinta, hay motivos para ver iOS 12 con buenos ojos.

Por tanto, mis impresiones no dejan de ser buenas. Mis temores se traducen a que en la siguiente beta cambien las tornas y se pierda esa estabilidad de la que iOS 12 está haciendo gala. Así que cruzaremos los dedos y aguardaremos el futuro con cierto hálito de esperanza.