El curioso caso del señor que reclama 200 dólares a Apple por...

El curioso caso del señor que reclama 200 dólares a Apple por obligarle a actualizar su iPhone

David contra Goliath.

Compartir

Las actualizaciones de nuestros dispositivos no siempre llegan en el momento más oportuno. Muchos de nosotros a veces somos reacios a instalar las actualizaciones, ya sea por despreocupación o por falta de interés. Y si no que se lo digan a un veterano médico del estado norteamericano de Indiana.

La cuestión es que este galeno, el doctor Dan Dwyer, se ha sumado al carro de la tecnología aplicada a la medicina. Y es que su iPhone 7 es una herramienta perfecta para el diagnóstico de ciertas enfermares. Ejerce su magisterio en una población rural y a veces los pacientes le mandan por mensaje alguna foto de, por ejemplo, alguna picadura de abeja y su reacción.

Te puede interesar | Tiran un iPhone X desde el puente más alto de California y… sobrevive

Un médico muy pertinaz

Sin embargo, el doctor Dwyer, cansado de oír que las actualizaciones de los dispositivos no siempre dan el resultado esperado, ignoraba los mensajes que su iPhone le iba proporcionando para que se actualizase. Vamos, que no actualizaba a versiones nuevas ni loco.

Fuente: wthr

Su política era bien sencilla, ignorar esas peticiones de actualización que salían de su teléfono. Se temía que podría ocurrir lo peor. Sin embargo, un día, la actualización no dio opciones a ser pospuesta. Literalmente, no había otra alternativa que actualizar y tuvo que hacerlo. Reconoce que su iPhone estuvo fuera de combate un tiempo importante, hasta que la actualización fue completada. Pensaba que durante ese tiempo un paciente podía haberle enviado una petición de vida o muerte, cosa que finalmente no fue así.

El doctor llamó a Apple para quejarse, quería que su iPhone no se actualizase más y además de ello, quería volver a la versión anterior. Le dijeron que no era posible, aunque se disculparon por ello. Le pasaron con un superior que tampoco pudo atender su petición, pero cansado de ello envió a la compañía una minuta de 200 dólares por el tiempo perdido. Y ya se sabe que hizo Apple con ella.

Así que no corto ni perezoso, ha interpuesto una demanda a los de Cupertino en el la corte del condado de Parke. Ya se sabe, la lucha de un simple médico contra la empresa más potente y poderosa del mundo. Y hay que reconocer que le ha echado valor, no sabemos si este caso abrirá la senda a más usuarios descontentos a presentar nuevas demandas.

Vía | wthr