La furgoneta de 5 millones de dólares que hackea iPhones a medio...

La furgoneta de 5 millones de dólares que hackea iPhones a medio kilómetro de distancia

No, no es ciencia-ficción.

Compartir

Ayer hablábamos de cómo Apple se toma en serio la seguridad para iOS 12, el próximo sistema operativo que tendremos en la mano en septiembre, si bien ayer ya se lanzó su primera beta pública.

Lo que no podíamos imaginar era que ya estuviese disponible un vehículo especialmente equipado capaz de acceder a un dispositivo móvil, ya sea iOS, MacOS o Android a distancia. Tanto es así que es una furgoneta que ha equipado la empresa Wispear con la tecnología necesaria para ese fin, tan deseado por delincuentes o por cuerpos de seguridad.

Fuente: Android Headlines

Te puede interesar | Cómo usar un teclado Bluetooth con tu iPad

Los antecedentes

Hemos hablado este año de las famosas cajas GrayKey de la empresa israelí Cellebrite, y que son capaces de acceder a un iPhone de manera sencilla, todo por un precio que puede llegar hasta los 30.000 dólares.

Wispear va un paso más allá, ya que no necesita de la presencia física del iPhone ni que el dispositivo esté conectado por cable. Dicen que son capaces de acceder a él, a distancia, con completas garantías desde 500 metros del dispositivo, si bien la tecnología les permite hacerlo hasta 1 kilometro.

¿Cómo lo hacen?

Obligan al aparato al que quieran acceder a conectarse a través de un punto Wi-Fi, y por medio de un ataque man-in-the-middle consiguen su propósito. No solo eso, dicen que son capaces además de instalar software malicioso en cualquier dispositivo. Aunque claro está, ¿cómo consiguen que ese usuario se conecte a ese punto Wi-Fi en concreto? Esa duda nos queda en el aire.

Fuente: unplash

El precio de esta furgoneta es variable, según configuración, entre 3 y 5 millones de dólares. El mentor de esta idea es también israelí, de hecho es Tal Dilian, el antiguo jefe de las Fuerzas de Defensa de su país y que llegó a alcanzar el rango de coronel. Queda por ver si hay interés por parte de cuerpos de seguridad en uno de estos vehículo, aunque su precio es, cuanto menos, disuasorio.

Vía | wispear