Apple volverá a fabricar el iPhone 6s (pero solo para un país)

Apple volverá a fabricar el iPhone 6s (pero solo para un país)

Compartir
Fuente: Digital Trends

Si entras a la web de Apple podrás comprobar que el iPhone 6s sigue a la venta. Se trata de un dispositivo del año 2015 que posee plena vigencia y que ahora se va a lanzar a fabricar en la India. Curiosamente, con la misma estrategia que ya empleó con el iPhone SE y un objetivo muy claro: exclusivamente el mercado indio.

Será de nuevo en la ciudad de Bangalore, donde la compañía Wistrom va a dedicar parte de su esfuerzo en fabricar el iPhone 6s, pero solamente se hará para ese mercado. Muchos os preguntaréis las razones de no importarlos directamente de las fábricas de China y que son las que abastecen al resto del mundo.

Fuente: Digital Trends

Te puede interesar | Cómo saber si unos auriculares para iPhone son falsos

El quid de la cuestión

India aplica un gravamen del 20 por ciento por la importación de productos tecnológicos. Es algo que tiene bastante sentido en uno de los países que es una de las economías emergentes del planeta, con una población actual de más de 1.300 millones de personas. Con esta producción exclusiva el beneficio es doble, todo queda en el país y se consigue un dispositivo de reconocido prestigio a un precio sensiblemente menor.

La India, al ser una economía en pleno proceso de expansión, el acceso a la tecnología quizás no sea tan variado ni fácil como en muchos países occidentales. Ya se sabe que Apple apuesta siempre a caballo ganador y si la jugada ya le salió redonda con la producción para ese mercado del iPhone SE, no será menos con el modelo de 2015. Afianzar el nicho de mercado de una población tan grande se perfila como un éxito.

El iPhone 6s fue presentado el 9 de septiembre de dicho año y venía a seguir la senda marcada por el iPhone 6, con dos modelos similares con diferentes tamaños y disponible en colores plata, oro, gris espacial y oro rosa. Fue en 2016 el smartphone más vendido del mundo, lo que viene a avalar la solidez de su construcción y funcionamiento, logró superar el bendgate, aunque pecaba de un diseño continuista.

Vía | The Economic Times