Por qué tu iPhone se calienta y qué puedes hacer para evitarlo

Por qué tu iPhone se calienta y qué puedes hacer para evitarlo

Aprenderás a volverlo a la vida.

Compartir

La llegada del verano se antoja, a veces, problemática para nuestro iPhone. En determinadas ocasiones puede saltar la alerta de temperatura alta y dejar de funcionar. Aunque puede llegar a asustar, a nadie le hace gracia ver la pantalla en negro con la advertencia, no debes de alarmarte en exceso.

Hoy vamos a dar unas pautas para evitar que esto suceda y cómo proceder en caso de que haya ocurrido. Previamente analizaremos las causas que pueden haber llevado a tu iPhone o iPad a esta tesitura. ¿Estás preparado?

Fuente: unplash

Te puede interesar | Crean una funda con airbag para que tu iPhone sobreviva a las caídas

¿Por qué ocurre?

Obviamente por la exposición prolongada a una fuente de calor, ya sea por exponerlo al sol o a unas condiciones muy adversas. También puede ocurrir cuando estás utilizando tu dispositivo en ambientes calurosos y a la vez estás haciendo uso de, por ejemplo, aplicaciones de Realidad Aumentada, el GPS o algo que requiera de un uso elevado de procesador y pantalla. El círculo se cierra cuando además de ello, el iPhone tiene puesta una funda.

Fuente: unplash

¿Qué sentido tiene la alerta?

Muy sencillo, avisar de que hay algo que no va bien, y que de prolongarse podría provocar daños severos. El iPhone entra en una especie de letargo que impide que la cosa vaya a mayores. Por ejemplo, desactiva el flash de la cámara, si esta conectado a una fuente de alimentación, deja de cargarse, se apaga la pantalla y las antenas del dispositivo se ponen a funcionar al mínimo.

Fuente: Fireebok

¿Cómo proceder?

En primer lugar no hay que alarmarse, es un procedimiento común. Vayamos por partes y veamos cómo puedes devolver tu dispositivo a la normalidad.

  • Si estaba cargándose, quítale el cable.
  • Si tiene funda, elimínala, el iPhone necesita enfriarse y la funda no ayuda a ello.
  • Apágalo, con ello evitamos que sus componentes sigan trabajando.
  • Apártalo de ese ambiente hostil, si está al sol ponlo a la sombra. Déjalo así unos minutos, o hasta que notes que al tocarlo ya no está caliente.
Fuente: unplash

Lo que no debes hacer

No hay que dejarse llevar por las prisas. Por eso, nunca introduzcas el iPhone o iPad en el frigorífico para que disminuya el tiempo de reacción. Lo único que conseguirás será que el choque térmico pueda provocar graves daños en la batería, o disminuir su capacidad operativa.

Así que si tienes esta incidencia durante el verano, lo mejor es que no te alarmes, actúes de manera ordenada y mientras el iPhone o iPad se enfría aproveches para darte un chapuzón.