Cargadores para iPhone y iPad, ¿son todos iguales?

Cargadores para iPhone y iPad, ¿son todos iguales?

Hay tantos que no sabemos distinguirlos.

Se esta acabando el día y la batería de nuestro móvil está en reservas. Vamos a disponernos a cargarlo pero… recordamos que habíamos perdido el cargador, lo habíamos dejado en casa de un amigo, tuvimos problemas y se quemó, etc.

Con tanto cable, adaptador y cargador suelto en el cajón, aunque hay formas excelentes de organizarlos, no sabemos qué combinación es la ideal para cargar nuestro móvil.

¿Son todos los cargadores iguales? ¿Qué ventajas, desventajas y peligros hay cuando usamos el cargador de otro aparato con nuestro smartphone? Hoy, nos disponemos a abrir el baúl de los cargadores para dar un repaso a todas las diferencias, ventajas e inconvenientes de los distintos modelos disponibles.

Te puede interesar | Estos son los cargadores compatibles con iPhone 8

USB y cargador

Veamos una pequeña lección teórica para ponernos en situación. Salvo algunos cargadores compactos, necesitaremos dos componentes a la hora de cargar nuestro iPhone: un cable USB y el propio cargador per se. Los cables USB constan de 4 pequeños hilos que tienen la siguiente función:

  • Hilo 1: Tensión de 5V
  • Hilo 2: Datos –
  • Hilo 3: Datos +
  • Hilo 4: Masa

Es decir, por los hilos 1 y 4 pasa la corriente eléctrica y por los pines 2 y 3 los datos, gracias a los cuales podemos sincronizar nuestro iPhone con el ordenador.

Los cargadores para iPhone son los encargados de suministrar un voltaje constante a nuestro móvil, el cual, absorbe la corriente que necesite hasta completarse la carga. Los cargadores que suministran los fabricantes funcionan convirtiendo la corriente alterna de nuestra red eléctrica –230V– a corriente continua con voltajes más pequeños, por ejemplo 5V. Una vez visto esto viene la gran pregunta.

¿Nos sirve cualquier cargador?

Llegados a este punto y teniendo el conocimiento básico del funcionamiento de los cables y cargadores, veremos que siempre y cuando la clavija corresponda la respuesta podría ser que sí, pero podríamos tener consecuencias fatales. Por ellos vamos a ver los tres puntos que debe cumplir el cargador para que funcione correctamente:

Tensión de salida

Miramos el apartado que pone «Output» en nuestro cargador y comprobamos que el voltaje sea de 5V, el estándar para iPhone y iPad. Si fuera de 5.3V, no pasaría nada ya que está dentro de un margen asumible. El problema es que sea de una de diferencia de 0.5V ya que puede destrozar nuestra batería.

Velocidad de carga

Este característica se nos indica justo después de la tensión de salida. Este dato nos indica la velocidad a la que va cargar nuestro dispositivo. Por ejemplo, un cargador de 1.000 mAh –1A– de salida cargará el doble de rápido que uno de 500 mAh. ¿Esto podría quemar el móvil?, la respuesta es no. Este dato es la velocidad máxima de carga, si el móvil necesita menos, le dará menos e irá más aliviado. El problema en este apartado viene cuando conectamos un dispositivo que requiera 1A a un cargador que sólo nos de 500 mAh, ya que éste le exigirá más al cargador sobrecalentándolo y, por supuesto, cargando más lento.

Cargador inteligente

Ya tenemos los dos apartados anteriores en orden, pero nos falta el último y no menos importante. Algunos fabricantes, Apple entre ellos, han diseñado los puertos de carga USB de sus dispositivos de forma que si no reciben señal por los puertos de datos, deshabilitan también los de carga. De esta forma se aseguran de que sólo se pueda cargar desde el puerto USB de un PC o desde sus cargadores oficiales.

Éstos últimos traen un chip que, mediante los hilos de datos del conector USB, habilitan el modo de carga. Sin este componente, nos salta en la pantalla el archiconocido mensaje de “el accesorio no es compatible con este dispositivo” En Apple se reconocen este sistema como certificado MFi. ¿Significa que tienes que comprar uno original? no, hay cables y cargadores compatibles que tienen el certificado MFi y funcionan a la perfección.

En definitiva

Si has leído y entendido todos los pasos, entenderás mejor el funcionamiento de los cargadores y tendrás una elección más acertada a la hora de elegir un sustituto al actual cargador. ¿Qué cargadores sueles utilizar para tu iPhone y tu iPad? ¿Alguna vez has tenido problemas con la batería de tu dispositivo por usar cargadores de terceros?