Qué hacer si el teclado en el Mac no funciona correctamente

Qué hacer si el teclado en el Mac no funciona correctamente

En unos pocos pasos lo tendrás solucionado.

Compartir

Una de las cosas buenas que tiene todo Mac es su teclado. Y es que lo queramos o no, Apple actualmente tiene uno de los teclados más cómodos que existen, con poco recorrido pero cómodos, aunque no sea mecánico. Sin embargo, es bastante sencillo también cambiar el teclado y añadir uno de terceros que en la mayoría de ocasiones se configura sólo.

No obstante, puede que el teclado de Apple o uno externo que configures te dé problemas. Bien porque no funcionan correctamente todas las teclas, bien porque no detecta en el orden correcto las teclas.

Esto no es un problema tan grave como podríamos pensar en un primer momento. De hecho, es un problema que se soluciona fácilmente siempre y cuando tenga algo que ver con el software y no se haya estropeado el hardware del equipo.

Te puede interesar | Si tienes un MacBook Pro nuevo, probablemente odies su teclado

Cómo volver a configurar un teclado en Mac

Estos son los pasos que deberemos seguir para restaurar la configuración del teclado y las teclas en un ordenador Mac si no funciona como debería hacerlo:

1. Abre Terminal

2. Pega el siguiente comando: sudo rm /Library/Preferences/com.apple.keyboardtype.plist

3. Introduce la contraseña para aplicar los cambios

4. Cierra Terminal

5. Reinicia el Mac sin desconectar el teclado

Listo, esto es todo lo que debemos hacer para que el teclado en el Mac vuelva a funcionar correctamente. Como podéis ver la solución es muy sencilla y no nos va a llevar mucho tiempo. Básicamente, lo que hemos hecho es borrar todas las preferencias del teclado para que se creen unas nuevas sin errores.

Tras reiniciar el Mac volverá a aparecer una ventana para configurar el teclado. Esta ventana nos pedirá principalmente pulsar la tecla SHIFT izquierda y seleccionar la distribución del teclado (ISO es la adecuada).

Después de realizar estos pasos el teclado funcionará correctamente –o por lo menos debería hacerlo–, si sigue sin hacerlo tiene que ser o bien cosa del hardware en sí o bien que no sea compatible con el Mac (esto en el caso de los teclados que no son de Apple).