Lleva tus proyectos de vídeo a otra dimensión: Cinemagraph Pro

Lleva tus proyectos de vídeo a otra dimensión: Cinemagraph Pro

Una app increíble para tus proyectos de vídeo.

Compartir

Muchos de vosotros no conocéis quizás el concepto de cinemagraph. No es más que un vídeo en el cual hay una imagen que permanece estática mientras que otra parte está en movimiento. Entenderlo quizás cuesta algo, por esa razón os ponemos más abajo un vídeo.

Obviamente tiene como misión la creación artística, es una herramienta muy potente con unas posibilidades de comunicación brutales, nada más hay que ver lo que se puede hacer. Y si bien hay aplicaciones de cinemagraph muy variadas, hoy vamos a hablaros de la más completa, que es Cinemagraph Pro, sus pros y sus contras.

Te puede interesar | Fotografía en iPhone para dummies (XX): Los errores (I)

Mucho poder en las manos

Con Cinemagraph Pro puedes hacer casi de todo, ya que como hemos dicho se trata de la herramienta más potente que existe, porque además tiene aplicación para Mac y un buen canal de YouTube con múltiples tutoriales. Hacer un cinemagraph dependerá en gran medida de tu imaginación y ganas de que esta se desborde.

A la hora de lanzarte a hacer uno, debes de tener presente que te hará siempre falta un trípode para que no haya movimiento de ningún tipo. Te recomendamos uno sencillo si quieres iniciarte, por ejemplo este.

La aplicación tiene la suerte de estar en idioma español, es bastante intuitiva y relativamente fácil de manejar, ya que dentro de la misma hay una sección de tutoriales, incluso un foro de ayuda y un centro de atención al cliente. Los tutoriales están en inglés, pero al estar en vídeo su comprensión se facilita.

Como punto favorable encontramos que los cinemagraphs son exportables a las redes sociales o a la propia comunidad Flixel, la desarrolladora de la app. Allí puedes ver la maravillas que los aficionados pueden llegar a hacer. Repetimos, se trata de una aplicación potente.

Lo que no nos ha gustado es…

Aún siendo sin duda la mejor aplicación de las muchas que hay, nos encontramos con un escalón importante. La aplicación es gratuita, pero sus funcionalidades son limitadas y cuando haces un cinemagraph pone una marca de agua nada discreta. Vas a comprar la aplicación y te encuentras con un precio anual de casi 100 euros, unos 2250 pesos mexicanos.

Bien, si vas a hacer muchos vídeos y pues obtenerle además de satisfacción personal un rendimiento económico no creo que esté mal, pero su alto precio hace que muchas personas se echen atrás a la hora de comprarla, no es para menos. Ahora bien ¿vale lo que cuesta? Sí. ¿Podrían haber barajado otras opciones gratuitas como un periodo de prueba completo de varios días? Nos parece más lógico.

Aún así nuestra recomendación es que le eches un vistazo para ver sus posibilidades. O si no, valores alternativas económicas como esta.