El futuro de Apple pasa por la Realidad Aumentada

El futuro de Apple pasa por la Realidad Aumentada

Compartir

Unos meses antes de la conferencia WWDC de 2017, Apple ya comenzó a mostrar un gran interés por la realidad aumentada. Tras el rotundo éxito de aplicaciones como Pokémon GO, Tim Cook compartió su entusiasmo por esta tecnología en diversas ocasiones.

Los comentarios de Tim Cook sobre la realidad aumentada eran bastante inusuales dada la inclinación de Apple a no hablar sobre las nuevas tecnologías. Pero el CEO de Apple no pudo resistirse a destacar las grandes ventajas de la realidad aumentada en los dispositivos móviles.

En febrero de 2017, por ejemplo, Tim Cook llegó a decir que la realidad aumentada es un avance tan grande e importante en la historia de la tecnología como el teléfono inteligente.

“El smartphone es para todos. No tenemos que pensar que el iPhone tiene que ver con un determinado mercado demográfico. La Realidad Aumentada es igual de grande, es enorme. Me emociono por las cosas que pueden llegar a mejorar muchas vidas.”

Como muy bien indicaba Tim Cook por aquel entonces, la realidad aumentada no es un producto per se, sino una tecnología central que puede ofrecer toda clase de funciones. Y así lo demostró la compañía de la manzana mordida tras presentar su plataforma ARKit para desarrolladores y, un año después; en su nueva versión de iOS, con el lanzamiento de una aplicación para medir cualquier superficie mediante la realidad aumentada.

De hecho, un inversor de Bank of America llamado Wamsi Mohan asegura que los beneficios de las aplicaciones basadas en la realidad aumentada podrían ser inmensos para la compañía de la manzana mordida. Concretamente, hablamos de la oportunidad de obtener ingresos entre 6.000 millones y 8.000 millones de dólares desde ahora hasta 2020.

Pero la cosa no acaba aquí… recordemos que existen muchos rumores que indican que Apple podría presentar unas gafas de realidad aumentada con un sistema operativo denominado rOS… aunque llegarían de aquí a unos años.

Fuente | CNBC