Muy poca gente lo sabe, pero Apple lanzó unos AirPods negros hace...

Muy poca gente lo sabe, pero Apple lanzó unos AirPods negros hace 10 años

Venían con un dock de carga y cable de viaje

Compartir

Los AirPods son uno de los productos más queridos de Apple. Si los pruebas, ya no hay vuelta atrás. Así lo cuentan los usuarios que tienen los auriculares Bluetooth sin cables de la compañía. Y es que su buena calidad de sonido, acompañada de un diseño atractivo y una autonomía superior a la media, los convierten en el dispositivo de referencia para el resto de fabricantes. Además de ser el centro de atención de las imitaciones.

Aunque ya llevan a la venta cerca de dos años, todavía siguen siendo muy populares y cosechan buenas ventas. Se espera una segunda generación en los próximos meses pero, claro, solo son rumores. Lo que muy poca gente sabe es que Apple ya sacó unos AirPods… hace 10 años.

El antepasado de los AirPods

  1. Apple lanza el iPhone 3G y, con él, la expansión mundial del smartphone más codiciado. Ya que la primera generación, la de 2007, también conocida como iPhone 2G, solo se vendió en Estados Unidos. Pero con esta primera generación ya se empezó a comercializar un accesorio que bien podría considerarse el antepasado directo de los AirPods: un manos libres Bluetooth.

Según el relato de algunos usuarios que lo probaron en su época, utilizar este manos libres Bluetooth con el iPhone original era un suplicio. Los constantes cortes y una calidad de audio pobre, que quedaba eclipsada cuando surgía el mínimo ruido, imposibilitaban su uso. Sin embargo, con el iPhone 3G estos problemas, simplemente, desaparecieron.

Las primeras unidades venían con un dock dual para cargar el iPhone y el headset al mismo tiempo, además de un cable de viaje. Este dock no era del todo compatible con el iPhone 3G por sus dimensiones. Meses después, Apple solo incluía el cable de viaje.

Especificaciones

Las características de este manos libres son bastante modestas, sobre todo comparándolas con los actuales accesorios de este tipo. Solo tiene un botón para controlar el volumen que no permite silenciar el micrófono. La sujeción, dependiendo del tamaño y la forma de la oreja, puede ser un problema ya que no hay ningún tipo de agarre (como el de los viejos earbuds de los iPod y iPhone). No obstante, su tamaño es bastante contenido: 5cm de largo x 1,27cm de ancho y poco menos de 7 gramos de peso.

Respecto a la autonomía, Apple prometía en torno a las 5,5 horas en conversación y 72 horas en modo de espera. Empero, las cifras reales son bastante inferiores, llegando a un día de duración con suerte según los testimonios de la época.

El precio original del manos libres Bluetooth era de 129 dólares, que luego se rebajó hasta los 99 dólares al no incluirse el dock de carga (solo el cable).

Un dispositivo muchos ya no recordarán pero que, sin duda, sentó los precedentes sobre el concepto que daría vida a los AirPods.

Vía ArsTechnica