Desencriptar un iPhone y un iPad: las claves para resolver un crimen

Desencriptar un iPhone y un iPad: las claves para resolver un crimen

La clave, en el iPhone y el iPad del principal acusado.

Compartir

El asesinato cometido sobre la viuda del presidente de una caja de ahorros puede quedar aclarado cuando se acceda a los datos cifrados del iPhone y iPad de unos de los sospechosos. Cometido en diciembre de 2016, la víctima fue tiroteada en su coche, cuando se encontraba en una empresa de su propiedad, cerca de la ciudad de Alicante.

El juez que instruye el caso ha autorizado a que tanto el iPhone 6 como el iPad de uno de los investigados sea registrado por la empresa israelí Cellebrite, famosa por haber desbloqueado el iPhone de Diana Quer y de poseer la tecnología necesaria para acceder a la información que se almacena en los dispositivos.

Fuente: Human Rights Watch

Te puede interesar | Esta es la misteriosa caja necesaria para hackear un iPhone X

Acceder a ambos dispositivos dará mucha información

Miguel López, investigado por la muerte de María del Carmen Martínez, su suegra, se encuentra en libertad provisional y no tiene la obligación de proporcionar a los investigadores ni su contraseña del correo ni la del servicio de almacenamiento en la nube, iCloud. Sí que no tuvo problemas en facilitar los códigos PIN de ambos aparatos. Defiende su nula implicación en los hechos, aunque estuvo más de 40 días en prisión, que consiguió evitar tras pagar una abultada fianza.

Fuente

Cellebrite es una empresa a la que suelen acudir los cuerpos y fuerzas de seguridad en casos donde el acceso a los dispositivos pueden ser claves y proporcionar valiosa información. El costo estimado del proceso de desbloqueo suele rondar los 2.000 euros, unos 44.000 pesos mexicanos.

Habitualmente los dispositivos se mandan a Alemania para que la empresa proceda a desencriptarlos, aunque en este caso se podrá realizar desde Madrid, ya que las autoridades policiales poseen la licencia pertinente para acceder a los dispositivos. Los resultados que arrojen podrán ser la clave para el esclarecimiento de los hechos.

Vía | El País