Roban iPhone y iPad de otra Apple Store por valor de 29.000...

Roban iPhone y iPad de otra Apple Store por valor de 29.000 dólares

Compartir
robo

Cuando indicábamos recientemente que Apple necesita mejorar inmediatamente la seguridad de sus Apple Stores, lo decíamos totalmente en serio. Hace un par de días, concretamente el día 23 de julio, unos asaltantes robaron todos los dispositivos de las mesas de exposición de la Apple Store de la calle Colón en Valencia mediante un alunizaje a las 6:30h de la madrugada.

Pero aquel no fue un caso aislado… Hace dos semanas volvió a ocurrir. Esta vez en Nueva York. Cinco ladrones robaron hasta 21 iPhone con valor de 19.000 dólares en una Apple Store de un centro comercial. Curiosamente, este robo tiene muchas similitudes con el robo del que hablaremos hoy…

Un grupo de cinco hombres han robado iPhone, iPad y MacBook por valor de 29.000 dólares de la Apple Store de Costa Mesa, Orange County, al sur de California. El modus operandi fue exactamente el mismo que en Nueva York, arrancaron los cables de las mesas de exposición y salieron corriendo. Además, también eran cinco hombres y llevaban puesta la capucha de sus sudaderas.

Te puede interesar | Por qué robar un iPhone no sirve de nada hoy en día

Imágenes de las cámaras de seguridad del robo en la Apple Store de California

El incidente se efectuó a solamente 20 minutos del cierre de la Apple Store de Costa Mesa (a las 20:40h). Los ladrones fueron descritos por los testigos como afroamericanos de unos 25 años de edad, y salieron huyendo en un Sedan Infiniti.

A continuación, te dejamos con las imágenes de la cámara de seguridad:

En las imágenes se puede apreciar como un policía, fuera de servicio, intenta detener a uno de los ladrones ante la pasividad del resto de empleados de la Apple Store. Pero varios asaltantes le propinan golpes hasta que acaba cayendo al suelo.

Apple debería tomar cartas en el asunto, incrementando el nivel de seguridad de sus tiendas. Llevamos ya cuatro robos en Apple Stores en menos de un mes.

Fuente | Cult of Mac