Los nuevos iPhone de 2018 no dependerán de Qualcomm

Los nuevos iPhone de 2018 no dependerán de Qualcomm

Compartir

La relación entre Apple y Qualcomm nunca ha sido más problemática, y cada vez parece más claro que no hay posibilidades de reconociliación entre las dos compañías. El cada vez más exitoso iPhone ha desencadenado, a lo largo de los años, una serie de reacciones por parte del que fue uno de los principales proveedores de componentes de la compañía de Cupertino, que deseaba recibir aún más beneficio del que ya percibía a través de sus contratos con Apple.

Al parecer, Qualcomm hizo que Apple pagase tarifas excesivamente altas, que incluían licencias de tecnologías que no eran usadas en la producción del iPhone, lo que hizo que se iniciase una batalla legal entre las dos empresas. Ahora, parece que las dos compañías han cortado toda relación, al menos en lo que se refiere a la cadena de producción de los nuevos dispositivos, que ya no utilizarían tecnología Qualcomm.

En la última conferencia telefónica de Qualcomm, el CFO de la compañía indicó que Apple no iba a contar con sus chips para sus nuevos dispositivos, dado que estos serían fabricados por un competidor, pero que seguirían aportándolos para los modelos anteriores. De esta forma, parece que se confirman los rumores que aparecieron hace ya unos meses, en los que se advertía de que Apple prescindiría de la tecnología de esta compañía, apostando por completo por Intel.

Te puede interesar | El nuevo procesador de Qualcomm pondría en serios apuros a los iPhone

Este cambio de proveedor, no debería afectar a los consumidores de ninguna forma, al menos que podamos percibir en el día a día, pero podría ayudar a la hora de fabricar dispositivos como el nuevo iPhone de bajo coste. Al final, si Apple puede lograr contratos de suministro y de licencias más ventajosos con sus competidores, es más fácil que los consumidores podamos notar una rebaja en el precio final de los productos.

Vía | MacRumors