Dura como un ladrillo: Samsung fabrica una pantalla OLED a prueba de...

Dura como un ladrillo: Samsung fabrica una pantalla OLED a prueba de todo

Resistencia casi militar.

Compartir

Si hay algo que Samsung sabe hacer muy bien son pantallas. El fabricante surcoreano es el proveedor de los paneles OLED del iPhone X, entre otros modelos, y goza del beneplácito de los de Cupertino, ya que sus estándares de calidad consiguen satisfacer las demandas más exigentes.

Samsung ha desarrollado y anunciado un tipo de panel OLED que está certificado por Underwriters Laboratory, que trabaja codo con codo con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, y que puede aplicarse tanto a teléfonos como a pantallas de navegadores, tablets o consolas de videojuegos.

Fuente: Twitter @The Beaverton

Te puede interesar | Siri funciona muy bien, pero Google Assistant tiene mucha más efectividad

Las pruebas no dejan lugar a dudas, resiste impactos

Este novedoso panel es capaz de soportar caídas sin provocar daños desde una altura de 1,2 metros, distancia a la que fue sometido a impacto nada menos que 26 veces seguidas. No contentos con esto, se le sometió a un rango de temperaturas extremas, desde los 32 grados bajo cero a los 71 positivos. Los resultados han sido satisfactorios y la pantalla trabaja con normalidad.

El secreto de esta dureza es un tipo de material plástico que lleva intercalado entre sus capas, y que proporciona una resistencia extra. Sustituye a los tradicionales de vidrio que lo hacen más quebradizo, y todo ello sin perder ni un ápice de brillo. No hay noticias referidas a la próxima implementación en las líneas de producción, si bien parece ser que la tecnología está lista. ¿Vendrá el próximo Samsung Galaxy Note 9 que se presenta en pocas semanas con ella?

Sabemos que el talón de Aquiles de un smartphone es su pantalla, que no suele llevar muy bien los impactos contra el suelo. De hecho puede que sea la reparación más demandada, amén de la más costosa que se le puede realizar al dispositivo. En el caso de Apple, el cambio del panel para el iPhone X tiene un precio de más de 300 euros.

Vía | macrumors