Fotografía en iPhone para dummies (XXIII): ¿Arte?

    Debatimos sobre ello en este post.

    Bienvenidos una semana más a nuestro punto de encuentro sobre fotografía en iPhone. El artículo de hoy trata un aspecto que no es técnico, sino reflexivo. ¿Es la fotografía móvil un arte? Para ello vamos a dar las claves y llegaremos a unas conclusiones.

    Raro es quien no tiene en su poder un smartphone con cámara, quizás las personas muy mayores que son ajenas a este tipo de tecnologías, pero poco más. La práctica totalidad de consumidores tech posee un terminal capaz de hacer fotos, con mejores o peores capacidades, pero tiene esa posibilidad a su alcance.

    Y ya sabemos que la fotografía es una forma de reflejar la realidad, nada más que echar un vistazo a los periódicos. Galardones como el prestigioso Pulitzer dan fe de ello. Y grandes autores han dado fotografías creativas que son auténticas maravillas, pero claro está, desde cámaras tradicionales.

    Premio Pulitzer 2010

    Te puede interesar| Descubre los accesorios imprescindibles del verano para tu iPhone

    ¿Qué pasa entonces con la fotografía móvil? Consiguió despegar ya avanzado el siglo XXI, aunque lo ha hecho de forma tan rápida que su avance ha sido espectacular. Hace poco hubo unanimidad con respecto a la cámara del iPhone X. ¿Hemos asimilado que es un arte?

    La fotografía móvil es un arte por…

    No deja de ser fotografía

    Y si la matriz lo es, esta también. La cámara de tu teléfono funciona de manera similar a la de Cartier Bresson, Linda Eastman o Gered Mankowitz. Lo hace captando luz y poniendo un universo a nuestra disposición. Ellos han sido capaces de capturar la magia, aplicar unas técnicas y comunicar un mensaje. ¿Acaso no puedes hacerlo con tu móvil? Es obvio, no todos valemos, pero podemos intentarlo.

    Foto: Luisa Dorr

    Y a las pruebas me remito

    Hay personas que solo disparan con un teléfono y lo hacen sacando todo el jugo posible. Nombres como Luisa Dorr o Annet de Graff dan fe de ello. Recordamos también a la reciente ganadora de una categoría de los IPPAWARDS, la madrileña Natalia Garcés. Hay limitaciones técnicas obviamente frente a equipos profesionales, pero los resultados hablan por sí solos.

    Facilidad de lo instantáneo

    El hecho de la expansión de los móviles con cámara, que siempre vaya encima con nosotros, y unido al aumento de prestaciones de ellas ha permitido que cualquiera pueda hacer una foto con magia. Fotografiamos más que nunca, y si bien no todos tenemos la capacidad de hacer arte, sí que poseemos la de experimentar. Y la experiencia lleva al conocimiento.

    La ayuda de las apps

    El retoque también forma parte del juego, artistas de la foto tradicional han hecho uso de él, al igual que nosotros utilizamos aps como VSCO para conseguir algún efecto. Lo interesante es hacerlo de forma que enfaticemos aquello que queramos, sin desvirtuar la fotografía a algo que carezca de sentido.

    Concluimos

    Mi opinión personal es que la fotografía que haces con tu iPhone o tu dispositivo Android sí que es arte, o tiene la capacidad de serlo. Al igual que con una libreta y un lápiz puedes expresar de manera clara tus inquietudes en forma de dibujo artístico, la cámara de tu móvil es un ojo abierto al mundo de la expresión, realista o artística.