¿Compensa el uso de un cristal templado en el iPhone?

¿Compensa el uso de un cristal templado en el iPhone?

Valoramos su instalación y consecuencias de no tenerlo.

Compartir

El creciente precio de la reparación de una pantalla hace que nos replanteemos el uso de un protector de cristal templado. Hace unos años no existían, recuerdo que fue con el iPhone 4s cuando empecé a utilizar unas películas de vinilo que ofrecían algo de protección, pero sin llegar a la que dan las de cristal.

Ahora estas son muy populares y su precio se ha reducido bastante, de tal forma que es posible encontrar tres láminas con su kit de montaje por un precio inferior a 10 euros. Si hacemos cálculos, por 3 euros por lámina tenemos algo de tranquilidad. ¿Pero son realmente efectivas?

Fuente: The Tab

Te puede interesar | ¡Ahórrate 5€! Consigue gratis una de las mejores apps de fotografía para Apple

¿Compensa el uso de un cristal templado?

Para ello hablaré desde la experiencia. El cristal templado me ha librado de alguna visita a la Apple Store y de desembolsar varios cientos de euros por un cambio de pantalla. Hablo de caídas desde más de un metro de altura en las que el iPhone ha caído de plano al suelo con la pantalla hacia abajo. Y no, no soy precisamente un manazas. Hay ocasiones en las que el iPhone vuela cuando menos lo esperas.

Fuente: Actualidad RT

Al llevar cristal templado te estás evitando al menos microarañazos. Puedes meter el teléfono junto con las llaves y sabes que no pasará nada. Puede soportar una caída sin problema y ganas en tranquilidad. Ahora bien, el cristal templado no va a ayudarte si el teléfono cae de esquina, hecho que se multiplica si no llevas funda. Este tipo de impactos son los peores, ya que toda la energía se concentra en un punto. Por esa razón, una vez que estreno teléfono es lo primero que hago, ponerle su cristal templado. Gano, al menos, en tranquilidad. Y puedo revender más tarde el iPhone por más dinero.

Lo que pierdes

No llevar un cristal templado no supone un riesgo excesivo a poco que tengas algo de cuidado, las pantallas ahora son más resistente, pero la posibilidad siempre está ahí. Hay una sensación que sí que te quita el cristal, el tacto de la pantalla desnuda, apenas notar escalón entre la misma y el botón de inicio. Alguna vez lo he llevado a pelo, pero las ganas se me quitan pronto. Prefiero perder esa sensación a dinero de mi cartera.

Si quieres alguna recomendación de protectores de pantalla, nos decantamos por los de Syncwire, que vienen muy completos. Constan de 3 unidades, marco para colocarlo, toallitas húmedas y secas, y 3 cristales. Todo por menos de 10 euros. ¿Cuánto vale tu tranquilidad?