Según un estudio, el 63% de los usuarios de Instagram aseguran sentirse...

Según un estudio, el 63% de los usuarios de Instagram aseguran sentirse “miserables”

Compartir

Los efectos de las redes sociales son de sobra conocidos por la gran mayoría de los usuarios, aunque muchas veces tratemos de ocultarlos, o simplemente no los asociemos a ellas. A través de Twitter, Instagram, Facebook o sucedáneos nos llegan multitud de impulsos en forma de publicaciones que provienen de todo el mundo, y nadie es inmune a ese tipo de presión. Un problema que, asociado a la adicción, que tratan de controlar, está haciendo mucho daño a los usuarios.

En un estudio organizado por la Sociedad Real de Salud Pública del Reino Unido dirigido a los jóvenes de Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales y Escocia, se compararon los efectos de diversas redes sociales, entre las que se encontraban Twitter, Instagram, Snapchat, Facebook y YouTube. Los resultados indicaron que Instagram, a pesar de que puede ser considerada por muchos como una mera red social fotográfica sin especial impacto, es la que tiene un impacto más negativo en sus usuarios.

Tras preguntarles a los usuarios encuestados por 14 parámetros de salud diferentes, se pudo observar que Instagram tenía una destacable puntuación negativa en FOMO (Fear Of Missing Out o miedo a la exclusión), calidad de sueño, autoaceptación y bullying. Sin embargo, lo más preocupante es que, según este mismo estudio, el 63% de los usuarios encuestados se siente miserable, algo a lo que debería prestarse mucha atención, y que a veces pasa desapercibido, pudiendo dar lugar a problemas más graves.

Fuente: Mashable

Te puede interesar | Así funcionan las nuevas funciones de Facebook que llegarán en unos meses

Por supuesto, no es de extrañar que nos encontremos este tipo de datos, al final, muchas veces nos vemos sometidos al contador de likes de cada publicación, y nos creamos unas expectativas dificilmente alcanzables en muchos casos, fruto de todas esas fotos de ensueño que vemos cada día. Lo que todos deberíamos recordar siempre, es que no debemos permitir que una red social nos haga sentir mal por como somos. Y si es necesario, nunca viene mal desconectar o pedir apoyo para recuperarnos.

Vía | infobae