¿Puede un iPad sustituir al ordenador?

¿Puede un iPad sustituir al ordenador?

Seguro que te has hecho esta pregunta.

Compartir

La pregunta te la puedes haber realizado cientos de veces, quizás estés sopesando la compra de un dispositivo y puedes llegar a pensar que con un iPad puedes sustituir las funciones que ofrece un ordenador portátil.

Las respuestas, no hay una sola, las podremos ir viendo a medida que avancemos, ya que no hay un solo perfil de usuario, sino múltiples. Así que acompáñanos en este artículo y lleguemos juntos a algunas conclusiones interesantes.

Te puede interesar | Estas son las apps que no faltan en mi iPad

¿Puede un iPad sustituir al ordenador?

Un poco de historia

El iPad como tal fue presentado por Steve Jobs en enero de 2010. Particularmente creo que fue visto como algo extraño, por un lado era enorme para ser un teléfono, y para colmo no hace llamadas, y pequeño para funcionar como un ordenador. Además de eso, Microsoft ya llevaba la delantera en este concepto.

El tiempo y las posteriores evoluciones han ido poniendo al iPad en un lugar prominente, ahora es la tablet por excelencia y por ejemplo, tanto el iPad Pro como el iPad 2018 han conseguido atraer a consumidores hacia la marca de Cupertino. Puedes tener un iPad por muy poco.

Puedes sobrevivir con un iPad si…

Caso número 1

Se me ocurren diversos perfiles, como por ejemplo el de mi tía Ana. Próxima a cumplir 80 años, pero muy al tanto de la actualidad, utiliza su iPad con una fantástica funda de cuero. Ella es una ávida lectora, tanto de libros clásicos que compra en iBooks como de prensa diaria. Además de ello, tiene perfil en Facebook y suele estar al tanto de la actualidad. Tiene a 3 sus hijos en el extranjero de forma permanente y FaceTime es la solución.

Obviamente su iPad cumple su función, es una usuaria estándard que le saca jugo a su tableta, pero no necesita nada más. Búsquedas por internet, lectura, comentar en Facebook, diarios digitales y mandar algún correo. Se la puede llevar de viaje y lo conecta al Wi-Fi del hotel.

Caso número 2

Algunos de mis alumnos, ¿os he contado que además de escribir soy docente? Desde cuarto de primaria hasta la educación secundaria el iPad es un aliado. Lo llevan a clase, todos tienen uno y aprendemos juntos gracias a él. El alumnado maneja con soltura herramientas como Kahoot o Socrative. Hacemos búsquedas en internet, compartimos archivos por AirDrop y en nuestras salidas extraescolares normalmente hacemos fotos de bichos.

Fuente: The Seattle Times

Muchos padres me preguntan si en casa es necesario que usen un ordenador, o incluso valoran la compra de uno. Los niños no lo necesitan, para todo lo que hacen el iPad les viene muy bien y con las aplicaciones que vienen incluidas como KeyNote o Pages, un alumno tiene más que suficiente.

Caso número 3

Eres una persona en continuo movimiento, viajas con frecuencia y no renuncias ni a trabajo ni al ocio. Te encanta descansar con alguna serie de NetFlix o HBO, Spotify te ayuda en las salas de embarque mientras esperas y sin embargo, has de enviar algún que otro informe. ¿Por qué comprar un ordenador si con tu iPad es ya suficiente? Quizás lo que necesitas es un teclado o una funda con teclado incorporado. Puede ser la solución que necesitas.

Analicemos

Un iPad, sobre todo si hablamos de alguno de última generación o del iPad Pro son herramientas totalmente funcionales, a no ser que te dediques al renderizado en 5K de vídeo, por poner un ejemplo. Hay tantas aplicaciones que te sirven para editar texto de manera funcional, preparar presentaciones o hacer incluso algún clip de vídeo. Están a muy alto nivel, mi pequeño iPad 2018 me tiene maravillado, se nota su procesador A10 Fusión y sus 2 GB de memoria RAM hacen que todo vaya fluido. Si te encuentras en alguno de los 3 casos expuestos, quizás no te haga falta más, digo quizás.

Las ventajas son obvias, peso, tamaño, y duración de la batería. No suelo cargar el iPad cada mucho, siempre lo llevo en mi mochila junto con un cargador de 20.000 mAh, por lo que en caso de necesidad o de estar un fin de semana fuera, me olvido de buscar un enchufe. Y como punto favorable, lo compré con conectividad LTE. Hay multitud de compañías que ofrecen datos por muy poco dinero,este verano en España tuvimos las ofertas de Lowi o Simyo. Creo que es un extra a tener en cuenta, no siempre las redes Wi-Fi de hoteles o locales van bien, aunque siempre puedes enlazar los datos de tu iPhone.

Debes plantearte la compra de algo más si…

Caso 1

Necesitas la comodidad de estar sentado mientras trabajas. Claro, con el iPad estás sentado, pero me refiero a tener un entorno de trabajo distinto. Me pongo como ejemplo, escribo mucho y a veces necesito el ordenador para hacerlo, porque WordPress en el iPad no va como debiera y esto que lees está escrito con él, pero en su versión escritorio. Hay días de mucho trabajo que me piden estar con una pantalla grande, oyendo música en Spotify y concentrado. En definitiva, en mi propia oficina.

Caso 2

Ya tienes un ordenador que usas con normalidad. Puede dejar el iPad para algo más básico, como el caso número 1 del apartado anterior, mi tía Ana. No digo que un iPad no pueda con todo, es capaz de mucho, pero si estás acostumbrado a un teclado cómodo y pantalla a tu gusto, no es necesario invertir en una.

Caso 3

Tu trabajo te pide algo que un iPad no puede darte. Modelado 3D de ingeniería, procesado potente de grandes volúmenes de información, guardado de datos que prefieras que estén en un SSD externo… En estos casos, mejor platearse el iPad para otros menesteres.

Conclusiones

Queda claro, con el iPad puedes hacer cosas que antes y con esta misma tableta no era posible hacer. Si la tienes y la equipas con un teclado y usas el Apple Pencil, muchos días no vas a tener que encender el ordenador. A su favor tiene la capacidad de ser transportada sin apenas darte cuenta y la duración de la batería. El iPad es siempre una buena opción, y ahora que lo encuentras por precios muy asequibles, no está de más tener uno. Y como colofón, iOS 11 consiguió poner a esta tableta en el lugar que necesitaba.