Apple cuida su App Store: elimina 25.000 aplicaciones de su sitio en...

Apple cuida su App Store: elimina 25.000 aplicaciones de su sitio en China

Una operación de limpieza en toda regla.

Compartir

Ya sabemos que las relaciones entre el gigante asiático y Apple no son del todo fluidas en determinadas ocasiones, pero esta vez los norteamericanos han hecho caso al gobierno de Pekín. Después de algún que otro aviso, Apple ha retirado unas 25.000 aplicaciones de juegos de azar ilegales de su tienda de aplicaciones.

“Las aplicaciones de juegos de azar son ilegales y no están permitidas en la App Store en China.”

Las tensiones venían ya de lejos, al advertir los medios estatales chinos este hecho, Apple estaba permitiendo contenido no legal tanto en la tienda de aplicaciones como en iMessage. Se estima que la operación de limpieza ha afectado aproximadamente al 1,5 por ciento del total de apps.

Fuente: Apple

Te puede interesar | ¿Puede un iPad sustituir al ordenador?

Proliferaban las apps de loterías falsas

La comunidad china es muy dada a apostar por todo y disfruta con este tipo de juegos, pero se estaban contraviniendo ciertas reglas que la propia Apple se había comprometido a cumplir. Cabe recordar que las relaciones entre China y Estado Unidos no pasan por su mejor momento. El gobierno de Donald Trump ha elevado la voz últimamente con el objeto de proteger a los productos estadounidenses. Una lucha comercial de las dos economías más potentes del planeta que quizás no beneficia a nadie.

Fuente: noticracia

Las amenazas de aranceles a la importación que hagan subir los precios es un fantasma en un lugar donde los productos de Apple, y el iPhone en particular, se han hecho muy populares. El iPhone X ha sido un aliciente para el consumidor chino, y gran parte de los usuarios que se han estrenado con un teléfono de los californianos lo ha hecho directamente con ese modelo.

Sea como sea, China es un lugar en el que Apple ha tenido que andar con pies de plomo, la polémica de los servidores de iCloud todavía resuena.

Vía | The Wall Street Journal