7 cosas que hacer para proteger tu iPhone de los ladrones

7 cosas que hacer para proteger tu iPhone de los ladrones

Usar contraseñas fuertes o crear contactos de emergencia son solo algunos consejos

Compartir

Los iPhone son uno de los objetivos preferidos de los ladrones y carteristas. Debido a su baja revaluación en el mercado de segunda mano, se puede conseguir un buen dinero por ellos. Y a pesar de las medidas de seguridad implantadas por Apple para evitar que sean sustraídos de sus dueños, no los convierte en intocables.

Aunque las probabilidades de recuperar un iPhone son escasas, podemos hacer algunas cosas para aumentarlas y tenerlo de vuelta.

Apunta el número de serie

Es lo más fácil y lo que más pasamos por alto. Apuntar el número de serie y el IMEI de nuestro iPhone puede ahorrarnos disgustos si perdemos o nos roban el iPhone. Estos datos pueden conseguirse fácilmente en Ajustes > General > Información.

Estos números son muy difíciles de eliminar, ya que están asociados a los componentes internos de lo mayoría de los smartphones. Gracias a ellos, tu operador puede ponerlos en una lista de teléfonos móviles perdidos, y la policía preguntará por ellos si denunciamos su robo.

Usa una contraseña muy segura

Aparte de usar Face ID o Touch ID como método de seguridad, es muy importante que usemos una contraseña fuerte. Si el ladrón consigue descifrarla, puede hacer lo que quiera con él. Por eso, un código muy seguro es la mayor defensa contra ellos. No podrá acceder a la información personal, apagar los Servicios de Localización o desactivar Find My iPhone.

Algunos consejos para una contraseña segura es utilizar un código de seis dígitos o alfanumérico. Para ello, vamos a Ajustes > Touch ID y Contraseña > Cambiar contraseña. Ten en cuenta que no haya muchos números repetidos o que sea algo tan sencillo como 123456, que fue la pero contraseña de 2017.

En iPadizate te contamos cómo crear contraseñas fuertes y que sean fáciles de recordar.

Comprueba que Find My iPhone está activado

Aunque en Android hay una herramienta similar, Find My iPhone es mucho más conocida y con una gran fama que le precede. Es capaz de encontrar el teléfono, ya esté en China o debajo del sofá. Por ello, es imprescindible tenerla activada.

Cuando configuramos un iPhone por primera vez, la opción suele estar activada por defecto. No obstante, puede que por algún motivo no lo esté.

Para saber si tenemos Find my iPhone activa, tenemos que ir a Ajustes > Tu cuenta Apple ID > iCloud > Find My iPhone. Ya de paso, asegúrate de encender la característica de Enviar la última ubicación.

Utiliza apps de terceros

Para la mayoría, Find My iPhone es más que suficiente para tener nuestro iPhone localizado en cualquier situación. Empero, hay otras apps y servicios de terceros muy útiles cuando se trata de smartphones de Apple robados.

Hidden Anti-Theft es una de ellas. Permite tomar fotografías en tiempo real con la cámara del dispositivo a distancia. De este modo, y si hay suerte, podríamos identificar al ladrón. Además, algunos operadores telefónicos también ofrecen herramientas de este tipo.

Guárdalo en lugares seguros

Si acostumbras a guardar tu teléfono en la mochila o en el bolso, se vuelve más vulnerable para los ladrones. Por ello, es importante tener una bolsa con un diseño contra ladrones, con bolsillos y cremalleras ocultas y fabricada de materiales resistentes a objetos punzantes.

Configura la información de contacto

Cuando no encuentras tu iPhone, no tiene por qué haber sido robado. Simplemente, puede que lo hayas perdido. Entonces, puede que una persona de buen corazón esté interesada en devolvérselo a su propietario.

Prueba a configurar un contacto de emergencia a través de tu ID en los Datos Médicos. También puedes añadir una dirección de correo electrónico o un número de teléfono alternativo.

Haz copias de seguridad regularmente

No es una prueba infalible ante los ladrones, pero si lo perdemos o nos lo roban, al menos, tendremos una forma de recuperar toda nuestra información cuando consigamos otro. Porque un iPhone es reemplazable, pero las fotografías, mensajes y contactos no lo son.

Si hacemos copias de seguridad de él semanalmente, ya sea en iCloud o a través de iTunes, la pérdida será menos dolorosa. Y si tenemos miedo de que nuestros datos caigan en malas manos, podemos restaurarlo de forma remota a través de Find My iPhone. Así, evitaremos perder algo importante o que se hagan pasar por nosotros.

Siguiendo estos simples y sencillos consejos, tendremos más probabilidades de que el iPhone vuelva a nuestras manos.

Vía iDropNews