Sigue estas rutinas para evitar que pierdas el iPhone

Sigue estas rutinas para evitar que pierdas el iPhone

Compartir

No saber en qué lugar tenemos nuestro iPhone es una de edas sensaciones que hielan la sangre. Un sudor frío recorre tu espalda, los nervios comienzan a aflorar y puede que te desesperes. La mayor parte de esas veces el problema se soluciona haciéndonos una llamada desde otro teléfono. O bien, si lo tenemos el silencio activado, usamos el tan socorrido Buscar mi iPhone.

No podemos evitar que nos despistemos y perdamos de vista el teléfono, pero sí que reduciremos estos momentos de incertidumbre aplicando unas sencillas rutinas y evitar que esto pase de manera frecuente. Si quieres conocerlas, échale un vistazo a nuestro post.

Te puede interesar | Apple se prepara para distribuir la mayor cantidad de iPhone desde el iPhone 6

Rutinas útiles para no perder nuestro iPhone

Siempre en el mismo sitio

Si llegas a casa o al trabajo, la mejor rutina es dejar siempre el iPhone en el mismo lugar. es decir, habilitamos un espacio para nuestro dispositivo. Ya puede ser la cómoda de la entrada, la mesita de noche o un soporte. Si tienes un iPhone 8, iPhone 8 Plus o iPhone X no es mala idea que ese lugar sea una base de carga inalámbrica.

Vamos a la calle

Aplica esta misma rutina para salir al exterior, siempre al mismo lugar. Es decir, a un bolso de mano, a la mochila o al bolsillo. Así evitas incertidumbres y dudas. Y algún consejo extra de cajón, si subes a un medio de transporte, vigila tus pertenencias. Ya sabes, mochila colgando del pecho, bolso de mano más a mano que nunca. El bolsillo trasero nunca es una buena opción, los hurtos al descuido están muy en boga.

En el coche

Lo mismo que en casa o el trabajo, tu teléfono ha de tener su sitio. Ya sea por medio de un soporte u otra forma, siempre debe estar en el mismo sitio. Que un día esté en la puerta y otro en el salpicadero crea incertidumbre, y buscar un teléfono perdido en un coche es tedioso.

Evita dejarlo en manos de los críos

Sobre todo si el niño es demasiado pequeño. Hay muchos juguetes más acordes con los que entretenerse, mucho antes que un iPhone caro. Si por el contrario lo que le gusta es coger un teléfono para ver algún vídeo, seguro que tienes algún móvil viejo en casa que cumpla esa función. Ya tienes salida para ese iPhone 4 que tienes en un cajón. Tu iPhone X no es un juguete.

Si lo has perdido de verdad

No te alarmes, piensa en los últimos lugares en los que has estado y deshaz tus pasos. Si todo falla, busca un ordenador para tratar de rastrearlo con Buscar mi iPhone. Activa el Modo Perdido, tal y como nos aconsejan desde Apple, y espera que se produzca el milagro. Sí, hay móviles que aparecen.

Fuente: PcMech

Si no has tenido suerte, denuncia la pérdida ante la policía. Esta denuncia no pondrá a los cuerpos de seguridad a buscar tu teléfono, pero sí te será de utilidad en caso de tener que tramitar una reclamación al seguro. Sí, hay aseguradoras que cubren la pérdida del terminal. Aprende todo sobre las ventajas de asegurar tu iPhone con nuestro artículo.