¿Puedo navegar con tranquilidad en una red Wi-Fi pública?

¿Puedo navegar con tranquilidad en una red Wi-Fi pública?

¡Mucho ojo!

Compartir

Es muy común encontrar cada vez en más sitios redes Wi-Fi públicas a las que conectarse. Ya sea en un centro comercial, un aeropuerto o en cualquier lugar de comida rápida. La tentaciones son enormes, la posibilidad de no tener que gastar datos de nuestra tarifa móvil hacen que vayamos de cabeza a ellas.

Y no, no son un mal lugar en los que disfrutar de un rato de navegación. Lo que sí es cierto es que debemos tomar una serie de precauciones que la mayoría de veces pasamos por alto. ¿Compensa hacer uso de ellas? ¿Cómo puedo navegar con más seguridad?

Te puede interesar | Todos los rumores sobre el iPhone XS que conocemos hasta ahora

Algunos consejos prácticos para usar estas redes con seguridad

Un VPN es básico

Si por cualquier causa eres asiduo de estas redes, valora la descarga de una app de VPN. Hay muchas de ellas en la App Store, aunque las punteras son de pago. Pero haznos caso, merecen la pena. Si quierez sabes en què consiste un VPN, te recomendamos la lectura de este artículo.

Si vas “a pelo”

En el caso de no querer usar una app VPN no caigas en la tentación de consultar información sensible cuando te conectes a estas redes. ¿Y qué es información sensible? La referida a redes sociales, y por supuesto, consultar tu banca on line. Si no te queda más remedio, desconéctate de esa red y hazlo desde tus datos móviles.

Desconfía de…

Has de pasar de aquellas que no nos pida ninguna clave, es decir, las que no tienen el símbolo del candado. Suelen estar identificadas con el nombre de CLIENTES o algo similar. En estas redes abiertas la información viaja sin ningún tipo de cifrado y por tanto, si alguien con no buenas intencioes se interpone entre tu dispositivo y el router puede captar tus datos y hacer mal uso de ellos. No, no es ciencia-ficción.

Seremos inteligentes si…

Invertimos en esa app de VPN y si valoramos que lo que “nos urge consultar”, quizás podamos hacerlo luego desde casa. Y para qué engañarnos, cada vez las tarifas son más generosas con los datos y hay más cantidad para gastar.