¿Está Apple jugando con nosotros/as?

¿Está Apple jugando con nosotros/as?

Compartir

Las cosas han cambiado en la compañía de la manzana mordida.

Parece que desde Apple estén jugando con nosotros/as, antes los fans de Apple tenían muy claro qué productos presentaría la firma antes de la keynote… Adivina qué, a partir de ahora ya no.

Los últimos rumores sugieren que Apple usará la nomenclatura iPhone XS en dos de sus tres nuevos iPhone de 2018. Lo cual podría resultar muy confuso. Especialmente si finalmente dejan atrás la denominación “Plus”.

Te puede interesar | Apple pondría fin a la denominación Plus en su iPhone de 6,5 pulgadas

Pensemos por un momento lo que ha sucedido en el caso de la línea iPad Pro. Apple utilizó el mismo nombre para todos y cada uno de sus nuevos modelos de iPad. De esta forma, nos vemos obligados a añadir el término “de X pulgadas” al referirnos a una de estas tablets.

Así pues, tenemos un iPad Pro de 9,7 pulgadas, un iPad Pro de 10,5 pulgadas, un iPad Pro de 12,9 pulgadas… No es confuso no, qué va.

Lo mismo podría suceder, a partir de ahora, con los iPhone XS de 2018… ¿Está jugando Apple con nosotros/as?

Imagina cuán “técnicas” pueden resultar las conversaciones…

“- ¿Qué iPhone tienes?”

“- Yo me he comprado un iPhone XS pequeñito. ¿Y tú?”

“- Yo el grande, el que tiene 6,5 pulgadas.”

¡Ah…! Y luego tenemos el asunto del “iPhone lowcost”… del cual se rumorea que podría pasar a llamarse iPhone 9 en lugar de iPhone SE de segunda generación.

Hasta ahora, Apple presentaba productos con una nomenclatura específica, clara y concisa. Recordemos algunos de sus productos: iPad, iPad 2, iPad Air, iPad Air 2, iPhone 6, iPhone 6s, iPhone 7, iPhone 7 Plus…

En el momento en el que dejaron atrás el ciclo “S” (iPhone 7s) es cuando las cosas comenzaron a torcerse y a hacerse confusas tanto para los consumidores como para los medios de comunicación.

Querida Apple, el iPhone X fue especialmente ideado para el 10º aniversario del iPhone. ¿Cuántos años más durará este aniversario?

En fin. Esperemos que la keynote arroje algo de luz sobre este confuso y esperpéntico galimatías.

¿Qué creéis que pensaría (o gritaría) Steve Jobs sobre todo esto? ¿Se le está yendo de las manos la cosa a Apple? ¿O por el contrario crees que se trata de una excelente estrategia de marketing? ¡Esperamos tu opinión en los comentarios!