Todo lo que se sabe de los nuevos iPhone una semana antes...

Todo lo que se sabe de los nuevos iPhone una semana antes de su presentación

Esto es todo lo que tenemos, y no es poco.

Compartir

Quedan 7 días para se que produzca uno de los eventos más deseados y esperados del año tecnológico, la keynote de Apple. Tendrá lugar en el teatro Steve Jobs, te lo narraremos prácticamente en tiempo real, y las miradas de todos estarán en ese escenario. Ya sabemos que hay 3 nuevos iPhone para presentar.

Como viene siendo habitual, las filtraciones y rumores han sido una constante prácticamente desde el final de la keynote pasada. Fue en enero cuando se supo que no iba a ser uno, sino tres los dispositivos que se presentarían este año, con las miradas puestas en qué hacer de nuevo para reinventar el iPhone X.

Te puede interesar | Así luciría el iPhone XS en un fantástico concepto en vídeo

¿Qué hay sobre los nuevos iPhone que se presentarán en una semana?

Especificaciones y nomenclatura

Tres modelos con tamaños diferentes, un mantra que llevamos meses escuchando de Ming-Chi Kuo. El menor con una pantalla idéntica a la del iPhone X actual, 5,8 pulgadas. Un modelo intermedio con pantalla de 6,1 pulgadas y con la característica de ser LCD. Le llaman el iPhone low-cost, y un iPhone de 6,5 pulgadas. Tanto este como el pequeño tendrían la denominación iPhone XS y su panel sería OLED, que goza de mayor nitidez, brillo y viveza.

Desaparece presumiblemente la denominación Plus, y en cuanto al cuerpo nos encontraremos con un diseño similar al actual en vidrio, y con marcos de acero inoxidable. En el low-cost este marco sería de aluminio y la carga inalámbrica también estaría presente. ¿Veremos por fin la base de carga AirPower en esta keynote?

El Face ID que llegó el año pasado se queda definitivamente en los tres modelos. La apuesta de Apple es clara en este sentido: funciona muy bien y es extremadamente seguro. Eso sí, podremos decir definitivamente adiós al Touch ID que se implementó en 2013 con el iPhone 5s, por lo que tampoco estaría en el cristal de la pantalla, tal y como se habría rumoreado.

La memoria RAM podría aumentar hasta los 4GB y Apple ha preparado un chip que viene a sustituir al fantástico A11 biónico. Como no podría ser de otra manera, llevará por nombre A12 y trabajaría bajo la arquitectura de 7 nanómetros, que se traduce en más rapidez a la hora de ejecutar muchos procesos, a la par de una mejor eficiencia y consumo energético.

Las cámaras tendrían 16 megapixeles de resolución, y aunque no se esperan cambios de demasiada cuantía, iOS 12 promete mejorar todavía más la experiencia fotográfica. Las cámaras de sus predecesores de 2017 han dejado un gran sabor de boca en los usuarios, y el propio Tim Cook se ha vanagloriado de ello en Twitter durante este año.

Hay incógnitas en cuanto a las capacidades de las baterías, ya se sabe que Apple no es normalmente muy generosa en cuanto a los mAh con los que dota a sus dispositivos, sin embargo suele jugar una buena baza a la hora de conjugarla con el software. Quizás pedirán ser de mayor capacidad, pero están muy bien administradas por iOS.

Fuente: iFixit

Para finalizar, hay una incógnita en cuanto a los colores. No se descarta que se introduzca un color dorado que el año pasado se quedó fuera en la serie X. Puede que los dos nuevos iPhone XS de pantalla OLED estén disponibles finalmente en estos colores: plata, gris espacial y este color dorado.

Precios

El año pasado las previsiones se cumplieron, Appe reventó los precios al alza, con un coste de 1.159 euros par el iPhone X de menor capacidad. Todos nos escandalizamos por ello, pero lo cierto es que a los 10 minutos de salir a la venta el 3 de noviembre, ya estaban agotados. Aquí debemos tomar las cosas con cautela, se estima que el precio estandarizado sean 999 dólares, pudiendo subir si nos vamos al iPhone XS de mayor tamaño y prestaciones, y bajar en el caso del iPhone de pantalla LCD. En todo caso, habrá mayor variedad que el año pasado.

En definitiva, solo hay sobre seguro que este trío de dispositivos volverán a hacer historia y que la expectación que se va genera será máxima. En este sentido, Apple sabe gestionar los intereses de sus clientes como nadie. Solo esperamos que no haya problemas de producción y veamos esta primera hornada de iPhone antes de acabar septiembre.