Cómo Steve Jobs robó un empleado a Microsoft con un simple plato...

Cómo Steve Jobs robó un empleado a Microsoft con un simple plato de pasta

¿Quieres comer pasta toda tu vida, o unirte a mí y cambiar el mundo?

Compartir

Todos sabemos que Steve Jobs era un gran hombre de negocios. Era inteligente, persuasivo, divertido y exigente. Sabía venderte el producto. Pero también sabía convencerte a la hora de trabajar para él. Y así lo demostró en una curiosa anécdota que compartió Adam Fisher en su libro “Valley of Genius”, un título en honor a Silicon Valley.

¿Quieres saber cómo fue capaz Steve Jobs de persuadir a un empleado de Microsoft para unirse a NeXT? Solamente necesitó un poco de su carisma y… un simple plato de pasta. No necesitaba más para hacerte sentir especial. Pero si piensas que solamente invitó a comer al experto en marketing de productos de Microsoft estás muy equivocado/a…

Te puede interesar | Así es como Steve Jobs convenció a Tim Cook de que se uniera a Apple

El menú de un restaurante italiano ayudó a Steve Jobs a convencer a un empleado de Microsoft

Mike Slade estaba trabajando en Microsoft alrededor del año 1990, y Steve Jobs intentaba reclutarle para trabajar junto a él en NeXT. Antes de seguir, hay que tener en cuenta que Microsoft por aquel entonces estaba a cinco años de lanzar su gran éxito Windows 95 y NeXT tenía la necesidad imperativa de mejorar su estrategia de ventas.

Durante su conversación, Steve Jobs hablaba sobre cómo había desperdiciado su tiempo en Seattle cuando Silicon Valley estaba tan lleno de emoción y actividad. Entonces inició un “espontáneo” y emotivo discurso sobre ese lugar tan especial, comparando Palo Alto con la Florencia del Renacimiento… Mike Slade estaba maravillado. Fue un discurso tan épico como el clásico “¿Quieres vender azúcar toda tu vida o unirte a Apple y cambiar el mundo?” de Steve Jobs al CEO de Pepsi.

Restaurante Fornaio II

Un año después, Mike Slade había aceptado y se había mudado a Palo Alto. Un día estaba comiendo en un restaurante italiano con su mujer, el Fornaio II. Estaba ojeando animadamente el menú de la carta del restaurante… cuando de repente, se quedó de piedra al ver la descripción de la parte trasera del menú: “Palo Alto es como la Florencia del Renacimiento”.

Mike Slade no sabía si reír o llorar: “¡Este ***** me vendió una frase del menú…! ¡…de una cadena de restaurantes!”.

Grande, muy grande Steve Jobs.

Puedes escuchar más historias y anécdotas sobre Steve Jobs de la mano de Mike Slade en este podcast:

Vía | Cult of Mac